Educación

Preinscripciones en la UAS | Una experiencia de incertidumbre

La Universidad Autónoma de Sinaloa abrió, una vez más, un periodo de inscripciones para los interesados en estudiar una de las carreras que oferta. Esta es la tercera vez que la máxima casa de estudios realiza este proceso que determinará quiénes podrán cursar el próximo ciclo escolar, mismas en las que su sistema en línea genera […]

La Universidad Autónoma de Sinaloa abrió, una vez más, un periodo de inscripciones para los interesados en estudiar una de las carreras que oferta. Esta es la tercera vez que la máxima casa de estudios realiza este proceso que determinará quiénes podrán cursar el próximo ciclo escolar, mismas en las que su sistema en línea genera incertidumbre entre los estudiantes que buscan un lugar en sus aulas.

Como siempre, en ESPEJO no quisimos quedarnos con la duda y decidimos vivir en carne propia la experiencia que los usuarios de redes sociales reportaban como insatisfactoria, acompañando en el proceso a un aspirante.

A diferencia de la primera convocatoria, esta vez sí fue posible acceder al sitio web y llenar unos cuantos datos antes de iniciar el proceso, pero desafortunadamente, como muchos de los afectados lo reportaban, el sitio regresaba a la primera página una vez que se quería continuar y cuando ya se tenía muy avanzado el proceso.

Esta no es la primera vez que el portal de la UAS presenta fallos y hasta el momento ni el rector, Juan Eulogio Guerra Liera, ni la Comisión Institucional de Admisión han dado una declaración del porqué se sigue presentando este fallo en el sistema, mientras que miles de aspirantes quedan en la incertidumbre del no saber si su registro se realizó correctamente o de plano no ven la hora de poder culminar con el proceso.

Para esta tercera edición del proceso de admisión se destinaron un total de 11,095 fichas que se repartirán entre los niveles medio superior y superior, quedando de la siguiente manera: 3,775 que se destinarán al nivel medio superior y 7,340 para el nivel superior. De este último solo se ofertaran 3,950 a las áreas de salud y de esas solo 1,050 serán para la Facultad de Medicina (una de las más solicitadas).

 

Al final, nuestro aspirante sí pudo completar el proceso y recibió sus respectivos formatos para pagar en el banco los 250 pesos de la preinscripción, la constancia de registro y la ficha de preinscripción. Suerte con la que no ha corrido muchos jóvenes que al cierre de esta edición seguían batallando con el sistema en línea y protestando por ello en sus redes sociales para tratar de llamar la atención del rector de la UAS o autoridades responsables para que resuelvan el problema.

 

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

Reporte Espejo