Salud

¿Día de qué? | Hablemos de depresión en el día mundial de la salud

Para conmemorar el aniversario de la fundación de la Organización Mundial de la Salud (OMS), cada año se celebra en el planeta al 7 de abril como el Día de la Salud, y con ello se toca un tema en especial que preocupe a personas de todo el orbe. Este 2017 toca el turno a la depresión. […]

Para conmemorar el aniversario de la fundación de la Organización Mundial de la Salud (OMS), cada año se celebra en el planeta al 7 de abril como el Día de la Salud, y con ello se toca un tema en especial que preocupe a personas de todo el orbe. Este 2017 toca el turno a la depresión.

La depresión es un padecimiento que no hace distinciones; puede afectar por igual a grandes y a chicos, personas de cualquier raza y condición social. Provoca angustia mental y afecta a la capacidad de las personas para llevar a cabo incluso las tareas cotidianas más simples, lo que tiene en ocasiones efectos nefastos sobre las relaciones con la familia y los amigos y sobre la capacidad de ganarse la vida. En el peor de los casos, la depresión puede dar paso al suicidio, que actualmente es la segunda causa de muerte entre las personas de 15 a 29 años de edad.

Según la OMS, se trata de una enfermedad frecuente en todo el mundo y se calcula que la padecen más de 300 millones de personas. Difiere de las variaciones habituales del estado de ánimo y de las respuestas emocionales breves a los problemas de la vida cotidiana. Puede convertirse en un problema de salud serio, especialmente cuando es de larga duración e intensidad moderada a grave. Además, puede causar gran sufrimiento y alterar las actividades laborales, escolares y familiares.

 

Se estima que solo en Sinaloa alrededor de 40 mil personas sufren de este mal y se coloca como la segunda causa de consulta ante psicólogos.

 

Tratamiento

Hay diversos enfoques y tratamientos eficaces para la depresión moderada y grave, entre los que se destacan los tratamientos psicológicos como la activación conductual, la terapia cognitiva conductual y la psicoterapia psicodinámica y/o interpersonal. Todos ellos pueden complementarse con medicamentos antidepresivos, si el cuadro del paciente lo requiere.

Estas intervenciones tienen por objetivo suavizar los factores desencadenantes, disminuir los síntomas propios del estado depresivo y promover el restablecimiento del equilibrio biopsicosocial, estimulando el potencial adaptativo y de salud mental del individuo.

 

Prevención

Todos los programas de prevención contribuyen a disminuir los factores de riesgo que favorecen la sintomatología y la enfermedad depresiva. Existen estrategias comunitarias eficaces como los programas escolares, universitarios, laborales, sanitarios y socio-culturales, que promueven un modelo de pensamiento positivo entre niños, adolescentes y adultos:

  • Habla con los jóvenes sobre las cosas que suceden en el hogar, en la escuela y fuera de la escuela. Intenta averiguar si hay algo que les preocupa.
  • Conoce el entorno de tu hijo o hija y habla con personas de su confianza que lo conozcan.
  • Pide consejos a un profesional de la salud. En caso de depresiones leves no hará falta seguir un tratamiento farmacológico, terapia será suficiente.
  • Protege a tus hijos frente a un estrés excesivo, maltrato o violencia.
  • Presta especial atención al bienestar de tu hijo durante cambios vitales como una nueva escuela o la llegada de la pubertad.
  • Anima a tus hijos a dormir suficientes horas, a comer regularmente, a tener aficiones y a realizar alguna actividad física que les ayude a canalizar el estrés.
  • Si tu hijo o hija piensa en hacerse daño a sí mismo o ya lo ha hecho, pide ayuda inmediatamente a un profesional capacitado.

 

Una mejor comprensión de qué es la depresión y de cómo puede prevenirse y tratarse contribuirá a reducir la estigmatización asociada a la enfermedad y conllevará un aumento del número de personas que piden ayuda.

 

PARA SABER:

Actualmente podemos encontrar en Netflix una serie llamada 13 reasons why que aborda la historia de Hanna, una chica que comete suicidio debido a un cuadro de depresión que presenta debido a diversos factores, que conforme la historia fluye, se van conociendo. Ella nos explica a través de 13 casetes que contienen historias que detallan las razones de su decisión e implican a una lista de personas que deben escucharlos. La historia gira en torno a, Clay un chico que pese a su corto tiempo de convivencia se ve intrigado por el hecho de que es él quien ahora debe escucharlos; la pregunta es: ¿por qué él?

 

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

    Reporte Espejo