Salud

Skinny jeans | Un peligro potencial en tu armario

Si una prenda ha logrado pautar la silueta de la moda del nuevo milenio sin duda han sido los jeans ajustados y es que el uso de prendas ceñidas al cuerpo ha revolucionado las tendencias de las nuevas generaciones. Aunque podría pensarse que estas prendas que se adaptan mejor a la forma de nuestro cuerpo […]

Si una prenda ha logrado pautar la silueta de la moda del nuevo milenio sin duda han sido los jeans ajustados y es que el uso de prendas ceñidas al cuerpo ha revolucionado las tendencias de las nuevas generaciones. Aunque podría pensarse que estas prendas que se adaptan mejor a la forma de nuestro cuerpo nos benefician al realizar benefician los bruscos movimientos de nuestra rutina, existe la posibilidad de que nos perjudiquen de manera severa si no las usamos correctamente.

Los skinny jeans entraron al mercado de una manera silenciosa y le fueron ganando la batalla de manera estratégica a los pantalones de corte recto y a la frescura del corte acampanado. Ofreciendo una silueta más estética y futurista, parecida a la que usaban los ídolos del rock en los años 80 y que posteriormente adoptaría la cultura punk a nivel mundial. Antes de que la equidad de género alcanzara a esta prenda, los pantalones ajustados solo eran usados por mujeres y la famosa tribu urbana de los emos, aunque en la actualidad el uso de estas prendas se ha estandarizado y superado las barreras sociales del género y los estigmas que la consideraban una prenda sumamente femenina.

Si bien el uso de los jeans ajustados logra en la mayoría de los casos que las personas luzcan de una mejor su figura, su uso indebido podría ocasionar grandes complicaciones con el sistema nervioso y los músculos y ligamentos de las piernas. Y es que en ocasiones pretendemos usar los pantalones ajustados como si se tratará de licras o prendas deportivas, cuando no es así.

El uso incorrecto de pantalones ceñidos está relacionado con la “meralgia parestésica”, una sensación de adormecimiento, hormigueo y dolor que se expande en la zona los muslos y rodillas, generada por la presión que ejerce la prenda en los nervios de las piernas.

Según artículo del diario australiano The Telegraph, las personas no deberían usar este tipo de prendas para realizar actividades que requieran flexionar demasiado las extremidades, puesto que el mantener las rodillas en esta posición al usar estas prendas podría cortar los suministros de sangre en la zona de los pies y pantorrillas. Por su parte la revista Elle México señala que un error común que provoca este tipo de accidentes es creer que los skinny jeans son algún pariente cercano a la ropa deportiva, cuando no es así. Se trata de prendas formales adaptadas a un estilo urbano, pero que no tienen nada que ver con la comodidad que requiere una prenda para realizar ejercicio.

Pero antes de considerar deshacerte de tus pantalones ajustados, aunque la verdad dudo que lo hagas, deberías considerar la forma en la que los estás usando, este tipo de prendas están diseñadas para darle una mejor vista a tu figura, no para realizar actividades que requieren esfuerzo físico, para las cuales existe toda una gama de posibilidades que también te harán lucir genial si poner en riesgo tu cuerpo.

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

    Reporte Espejo