Salud

¿Día de qué? | ‘Acabaremos con el paludismo para siempre’: OMS

Hoy 25 de abril se celebra el Día Mundial del Paludismo, enfermedad que en promedio cobra más de 400 mil vidas cada año. El tema que la Organización Mundial de la Salud (OMS) maneja este año es: “Acabemos con el paludismo para siempre”. El paludismo o malaria es una enfermedad potencialmente mortal causada por parásitos del […]

Hoy 25 de abril se celebra el Día Mundial del Paludismo, enfermedad que en promedio cobra más de 400 mil vidas cada año. El tema que la Organización Mundial de la Salud (OMS) maneja este año es: “Acabemos con el paludismo para siempre”.

El paludismo o malaria es una enfermedad potencialmente mortal causada por parásitos del género Plasmodium, que se transmite al ser humano por la picadura de mosquitos hembra infectados. Como sucede con todas las enfermedades producidas por piquetes de mosquitos, la prevención es la estrategia fundamental para reducir los daños causados por este mal que solo en 2015 registró 212 millones de casos en el mundo.

Es una enfermedad que involucra entre sus síntomas una fiebre aguda que suele aparecer a los 7 días o más después de la picadura del mosquito. Puede resultar difícil reconocer el origen palúdico de los primeros síntomas, dentro de los cuales están también: dolor de cabeza, escalofríos y vómitos.

La campaña de prevención que opera la OMS desde el 2000 se basa en la expansión del uso de mosquiteros tratados con insecticidas y del rociado de interiores con estos mismos productos, además del diagnóstico y el tratamiento de la enfermedad.

 

¿Quién está en riesgo?

Hasta hace un par de años, en 2015, casi la mitad de la población mundial corría el riesgo de padecer el paludismo, 91 países y áreas experimentaban una transmisión continua de la enfermedad. La mayoría de los casos y de las muertes se registran en el África, pero también se ven afectadas Asia oriental, Latinoamérica y Oriente Medio.

Algunos grupos de población corren un riesgo considerablemente más elevado que otros de contraer la enfermedad y presentar manifestaciones graves: los bebés, los niños menores de cinco años, las embarazadas y los pacientes con enfermedades inmunodeficientes y degenerativas en etapas crónicas, así como los migrantes no inmunes de zonas endémicas, los viajeros y los grupos de población itinerante.

Diagnóstico y tratamiento

La detección temprana del paludismo atenúa la incidencia de la enfermedad, además que reduce sus efectos mortales y contribuyen a prevenir su transmisión.

La mejor opción terapéutica disponible, especialmente para el paludismo por P. falciparum, es el tratamiento combinado con artemisinina.

La OMS recomienda que antes de administrar el tratamiento se dé una confirmación del diagnóstico con métodos parasitológicos (ya sean pruebas de microscopía o de diagnóstico rápido), cuyos resultados pueden obtenerse en 30 minutos o incluso menos.

 

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

    Reporte Espejo