Mundo

Con despido del director del FBI, estadounidenses ven más viable destitución de Trump

La repentina decisión del presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, de despedir al director del FBI, James Comey, provocó que varios sitios especializados en política apostaran porque el mandatario estadounidense será destituido. Poco después de que se diera a conocer la noticia el martes pasado, empezaron a surgir las comparaciones con el expresidente Richard […]

La repentina decisión del presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, de despedir al director del FBI, James Comey, provocó que varios sitios especializados en política apostaran porque el mandatario estadounidense será destituido.

Poco después de que se diera a conocer la noticia el martes pasado, empezaron a surgir las comparaciones con el expresidente Richard Nixon, quien en su momento despidió al fiscal independiente a cargo del caso Watergate, Archibald Cox, en 1973, un año antes de que un panel del Congreso votara a favor de la destitución de Nixon, quien terminó por renunciar.

Por su parte y en medio de una tormenta política, Donald Trump, declara que según él su decisión no tiene ningún vínculo con la investigación que efectúa la Policía Federal sobre una posible colaboración con Rusia.

Interrogado por la prensa en la Sala Oval el miércoles, Trump dijo que Comey “no hacía un buen trabajo”. Pero ayer, justo un día después de despedirlo, recibió en la Casa Blanca al jefe de la diplomacia rusa, Serguei Lavrov.

Para contextualizar, durante la gestión de Comey, el Buró Federal de Investigación (FBI) indagaba sobre si existió ayuda por parte de Rusia para beneficiar la campaña presidencial de Trump.

Demócratas —y algunos republicanos— ven en la decisión de deshacerse de Comey un intento de poner fin a la investigación del FBI sobre las relaciones del equipo de Trump con altos funcionarios rusos.

“Esa explicación busca tapar una verdad indiscutible: el presidente despidió al director del FBI en medio de una de las más importantes investigaciones de seguridad nacional en la historia de nuestro país”, afirmó el senador por Vermont Patrick Leahy.

Centenares de manifestantes al grito de ¡Vergüenza!, ¡vergüenza!, se congregaron ayer miércoles frente a la Casa Blanca para reclamar el nombramiento de un fiscal especial para el caso Trump-Rusia.

Ahora será Andrew McCabe, director interino del FBI, quien deberá dar testimonio público este jueves ante la poderosa comisión de Inteligencia del Senado, una de las tres comisiones que investiga la injerencia rusa en la campaña presidencial estadounidense.

Comney ya fue invitado a declarar el martes próximo a puerta cerrada ante la Comisión de Inteligencia del Senado, que realiza su propia investigación sobre la presunta injerencia de Rusia.

 

PARA SABER:

Los directores del FBI son nombrados para periodos de diez años. Comey, de 56 años, quien es popular entre los agentes del organismo, había sido nombrado hace apenas cuatro.

 

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

    Reporte Espejo