Educación

La imagen del profe a través del tiempo | Un lúgubre Día del Maestro para Sinaloa

El festejo a los maestros en Sinaloa no será tan alegre como el de otros años, luego de los recientes y oscuros sucesos que han dejado al magisterio en duelo. La labor educativa en nuestro estado se ha convertido en una tarea de alto riesgo para quienes la ejercen y lastimosamente ahora es tópico más […]

One student rises her hand and asks question

One student rises her hand and asks question

El festejo a los maestros en Sinaloa no será tan alegre como el de otros años, luego de los recientes y oscuros sucesos que han dejado al magisterio en duelo. La labor educativa en nuestro estado se ha convertido en una tarea de alto riesgo para quienes la ejercen y lastimosamente ahora es tópico más del clima de violencia que ha regresado a la entidad.

Fue hace ya varios años cuando Jesús, profesor de una universidad privada de la ciudad desistió de su labor, luego de los constantes roces con el alumnado. Cierto día, un alumno de esos que siempre se distinguen por interrumpir la cátedra fue expulsado de la clase del maestro Jesús, luego de ser previamente advertido de que mejorara su comportamiento. El alumno salió muy quitado de la pena y dejó al maestro continuar con la clase. Al terminar el día, Jesús se dirigía al estacionamiento del plantel cuando fue abordado por el alumno que momentos atrás había sacado del salón y este lo invitó, junto con otros compañeros, a conversar un poco mientras caminaban en dirección a su auto. Al llegar a la unidad móvil el alumno abrió la cajuela del coche e invitó al maestro a observar su interior. El maestro, ya un poco intrigado, se acercó poco a poco a la cajuela y cuál fue su sorpresa al ver armas de diferentes calibres. El alumno dejó que el maestro observara por un largo instante, hasta que cerró contundentemente la cajuela mientras sonreía descaradamente y las pupilas del maestro se contraían. Ese fue el último día de Jesús como maestro de la institución, inmediatamente después del suceso presentó su renuncia. Esto pasó en Culiacán.

Anteriormente la figura del maestro inspiraba tanto o más respeto que la figura paterna, pero a través del tiempo y con la narcocultura como tendencia entre pequeños y jóvenes a lo largo y ancho de la república mexicana, la imagen del profesor se ha ido desgastando y menospreciando hasta hacer de ella una burla que la tarea del educador no merece.

Bien dicen que las generaciones ya no son como antes, pero el cambio es tan drástico que hasta las parodias en diferentes medios han mutado de los chistes blancos a memes que evidencian no solamente al decadente sistema educativo que no ha encontrado la reforma ideal para equipararse con otras potencias en el ramo de la formación académica.

Se ha hecho de una de las profesiones más nobles y esenciales, un trabajo de alto riesgo en el que los intereses personales han superado los alcances de la ética y los derechos humanos. Aunque aún no se esclarecen los casos que en los últimos 10 días han consternado al estado y sumido en la tristeza y la inseguridad al gremio educativo de todos los niveles.

Entre marchas, discursos emotivos recordando a los caídos, evaluaciones pendientes, publicaciones en Facebook, fotos en Instagram y deseos a medias, se vivirá este 15 de mayo el festejo docente, principalmente en el centro de Sinaloa. La imagen del maestro ha ido cambiando a través del tiempo y aunque ahora se vive una escena gris en el panorama sinaloense, la meta de la mayoría de los docentes está clara, reivindicar su labor y exigir justicia y seguridad para quienes ejercen y celebran la labor educativa.

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas