Tema de hoy

Sinaloa ya se cansó de vivir con miedo

Junto a la indignación por el asesinato del periodista Javier Valdez, ocurre el despertar cívico de un pueblo dispuesto a construirse las oportunidades de vida digna y segura, sea con o sin el Gobierno.

Más que una marcha de medios o periodistas, la de ayer constituyó la válvula de escape de la presión contenida durante años en una sociedad harta de contar a los muertos y no poder referenciar una sola historia de justicia.

Fue la exigencia de seguridad pública, paz y estado de derecho que congregó a deudos de las víctimas y también a los ciudadanos que sienten el peligro inminente sobre ellos y sus familias, debido a la acción criminal que amenaza indistintamente.

Hermanados por el desamparo y la impotencia, los sinaloenses que se manifestaron en las principales ciudades sinaloenses hicieron lo posible para hacerse escuchar por autoridades que en sus discursos deben avanzar hacia las respuestas fundadas en la vigencia de la ley y la voluntad política contra la impunidad.

Junto a la indignación por el asesinato del periodista Javier Valdez, ocurre el despertar cívico de un pueblo dispuesto a construirse las oportunidades de vida digna y segura, sea con o sin el Gobierno.

Así deben entenderlo y asumirlo las instituciones y quienes las dirigen: Sinaloa ya se cansó de vivir con miedo.

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas