Internet

#EspejoNegro | Todo sea por los likes: 1000 ‘me gusta’ y no le quito la vida a mi hijo

La noticia de que en Argelia un hombre amenazó a sus contactos de Facebook con tirar a su pequeño hijo desde lo alto de un edificio si la publicación, en la que se podía observar cómo sostenía al niño sobre el vacío no llegaba a la suma de 1000 likes, ha consternado al mundo. Fue el […]

La noticia de que en Argelia un hombre amenazó a sus contactos de Facebook con tirar a su pequeño hijo desde lo alto de un edificio si la publicación, en la que se podía observar cómo sostenía al niño sobre el vacío no llegaba a la suma de 1000 likes, ha consternado al mundo.

Fue el pasado lunes cuando el tribunal sentenció a dos años de prisión al hombre que realizó la declaración a través de Facebook, en la que se veía a su hijo colgando desde la ventana de su departamento en un edificio multifamiliar.

El hombre publicó la imagen del menor en su cuenta de Facebook con un pie de foto que rezaba “1,000 ‘me gusta’ o lo suelto”. La imagen inmediatamente se viralizó y provocó la indignación de los usuarios de Facebook y también de Twitter a donde se extendió el mensaje del ahora convicto.

Inmediatamente la imagen llegó a los 1,000 likes, superando por mucho la suma, pero los cibernautas se alarmaron ante la posibilidad de que el sujeto cumpliera su sentencia. Mientras tanto en Twitter, un critico de la acción señaló que el hombre estaba sosteniendo a su pequeño con la mano izquierda, mientras tomaba la foto con la derecha, indicando en el caso de que este fuera diestro, que le importaba más una buena fotos para las redes que la seguridad de su pequeño.

Esta historia se parece demasiado al reciente caso de la violación de una menor de edad que fue transmitida a través de Facebook en Perú, en la que los involucrados además compartieron otro tipo de materiales como fotografías y videos con el firme objetivo de ganar fama a través de estos medios. Por otro lado, en varias regiones del mundo muchos jóvenes han optado por el suicidio y lo han hecho de una manera que consterna: por medio de transmisiones live stream en redes sociales.

Estudios realizados por la Universidad de Harvard señalan que este complejo del like me es más complejo de lo que parece, lo que antes era una adicción simple a las selfies podría estallar y convertirse en un deseo compulsivo por encontrar atención masiva en las redes. Los terapeutas coinciden en señalar que no son las redes las que producen estas conductas, sino que existe ya una identidad con alguna deficiencia que nos predispone a relacionarnos de este modo con ellas. En general, hay problemas de autoestima y una permanente búsqueda de aprobación.

El mundo de internet se pone cada vez más intenso y lo que pautamos en nuestros perfiles siempre refleja un aspecto de nuestra personalidad que a veces intentamos ocultar, la búsqueda de fama o en el peor de los casos la necesidad de atención que podría convertirse en otra historia obscura de las redes sociales que probablemente nadie recordará con el tiempo.

 

 

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

    Reporte Espejo