Empresarial

Nueva cultura salarial | Coparmex propone incrementar salarios para combatir la desigualdad

Gustavo de Hoyos Walther, presidente nacional de Coparmex, señaló que México requiere de una política salarial de largo plazo con acción inmediata. Una nueva cultura salarial de largo plazo que permita cubrir las necesidades básicas de las familias mexicanas fue la propuesta que hicieron los empresarios de Coparmex de 65 centros empresariales de todo México en […]

Gustavo de Hoyos Walther, presidente nacional de Coparmex, señaló que México requiere de una política salarial de largo plazo con acción inmediata.

Una nueva cultura salarial de largo plazo que permita cubrir las necesidades básicas de las familias mexicanas fue la propuesta que hicieron los empresarios de Coparmex de 65 centros empresariales de todo México en la explanada del Monumento a la Revolución.

En voz del presidente nacional del organismo, Gustavo de Hoyos Walther, la Coparmex señaló que es claro que, mientras no se reduzca la pobreza atacando sus causas estructurales, será más difícil resolver el resto de los problemas del país.

Para esto, el organismo empresarial propuso la implementación de una nueva cultura salarial de largo plazo, que incremente el salario mínimo a un rango de entre 162.35 y 194.68 pesos para el año 2030. “Eso significaría que una familia mexicana integrada en promedio por 3.5 individuos pueda satisfacer en ese objetivo al menos en 2030 plenamente sus necesidades alimentarias y no alimentarias por el trabajo en la economía formal de 1.7 a 2.0 de los miembros de su núcleo familiar”, agregó el comunicado.

 

Crecimiento y desarrollo… también a corto plazo

Según el organismo, de lograrse esto el mercado interno se fortalecería al incrementar la demanda de bienes y servicios, lo que ayudaría a alcanzar niveles de crecimiento a tasas mayores al 3% en los próximos años. “Si fortalecemos el mercado interno y aportamos todos, podremos construir un país más justo, más equitativo y con mayores oportunidades para todos”, especificó de Hoyos.

Asimismo, para el corto plazo el organismo propone a la Comisión Nacional de Salarios Mínimos (Conasami) continuar con la estrategia para adecuar el salario mínimo general y que para la segunda mitad del 2017 este llegue a los  92.72 pesos, es decir, la línea de bienestar fijada por Coneval.

 

“Incremento salarial no afecta macroeconomía”

Por último, el posicionamiento hace énfasis en que el incremento del salario mínimo realizado a principios de año ha roto paradigmas económicos que temían afectaciones al país por este tipo de medidas.

 

LO DIJO:

“El avance que se dio en el salario mínimo general a partir de enero de este año ha sido aleccionador. Se ha demostrado y con esto se han roto paradigmas que los efectos del aumento han sido positivos y que contrario a los temores que se tenían, no significaron impactos negativos en las variables económicas fundamentales”.

—Coparmex.

 

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

    Reporte Espejo