Ciudadanía

Cada vez más estadounidenses visitan México para realizarse trabajos dentales

Este es un tema que seguramente muchos desconocen, pero ir al dentista en Estados Unidos es todo un lujo. Por eso cada vez más ciudadanos norteamericanos optan por visitar México para realizarse trabajos dentales que van desde una sencilla limpieza hasta complejas cirugías. Definitivamente es difícil pensar en un mundo donde las diferencias se difuminen a […]

Este es un tema que seguramente muchos desconocen, pero ir al dentista en Estados Unidos es todo un lujo. Por eso cada vez más ciudadanos norteamericanos optan por visitar México para realizarse trabajos dentales que van desde una sencilla limpieza hasta complejas cirugías.

Definitivamente es difícil pensar en un mundo donde las diferencias se difuminen a tal grado que sean casi invisibles. Eso es lo que pasa actualmente con Estados Unidos, donde cada vez podemos ver más titulares en las noticias donde se trata el tema migratorio de la frontera con México y como los extranjeros podrían perjudicar a su país.

Sin embargo, debido a la crisis que actualmente atraviesa el sistema de salud dental, donde los precios por una consulta o intervención dental están por los cielos, los ciudadanos han optado por vías más favorables para su economía. Entre las alternativas hay una opción muy particular: realizarse los trabajos dentales en México, donde los costos son mucho más bajos (menos del 50%).

Cada día cientos de estadounidenses cruzan la frontera con México para visitar Los Algodones, Baja California, o Molar City como popular mente se le conoce, principalmente por la accesibilidad de los precios y la cantidad tan grande de dentistas dispuestos a atender a quien llegue con amabilidad.

Así lo hace ver el reportaje publicado por el canal de YouTube de BuzzFeed News

Incluso en el video podemos darnos cuenta como muchos de los partidarios de Donald Trump, principal percusor de migrantes ilegales  y presidente de los Estados Unidos de América, han optado por dejar a un lado su ideología política y atenderse en esta ciudad fronteriza.

Muchas personas podrían tratarlos de hipócritas, pero si estuviéramos en su lugar nadie podría soportar por mucho tiempo un dolor de muelas, quienes lo han vivido en persona darán fe de esto. Lo cierto es que en esta ciudad las diferencias (y las incoherencias también) se pueden ver a todas horas, pero al final del día resulta beneficioso para nuestros paisanos quienes se ven favorecidos con la entrada de cada vez más pacientes estadounidenses.

 

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

    Reporte Espejo