Tendencias

Sugar Daddy | ¿Por qué están de moda los hombres maduros?

Desde hace un par de años y a través de las redes sociales se ha ido popularizando el término ‘sugar daddy’ que hace referencia a un hombre mayor con una buena solvencia económica que gusta de personas más jóvenes y no tiene problema en utilizar su capacidad adquisitiva para poder relacionarse con ellas. Seguramente has […]

Desde hace un par de años y a través de las redes sociales se ha ido popularizando el término ‘sugar daddy’ que hace referencia a un hombre mayor con una buena solvencia económica que gusta de personas más jóvenes y no tiene problema en utilizar su capacidad adquisitiva para poder relacionarse con ellas.

Seguramente has escuchado o leído el término entre bromas o publicaciones en Facebook o Twitter, personas ‘pensando seriamente’ en conseguir un sugar daddy para conseguir bienes materiales, viajes o una vida de excesos que bien podría ser la envidia de quien sea. Pero bien dicen que ‘entre broma y broma, la verdad se asoma’ y esta tendencia es una realidad que se viene practicando desde muchos años atrás, con menos popularidad y anteriormente más estigmatizada.

Seguramente escuchaste a alguna tía decir: “Cásate con un viejito rico para que te quedes con la herencia”, como broma en alguna reunión familiar. Pues esta práctica es más común de lo que parece y no estrictamente con el riguroso requisito de un matrimonio. Los encuentros entre personas mayores que buscan jóvenes para su compañía y de jóvenes que buscan a personas maduras para sacar algo de provecho en cuestiones financieras son la realidad de muchos habitantes de esta ciudad.

No siempre se trata de relaciones sexuales, en ocasiones se habla de una necesidad de compañía que hace sentir a las personas de edad más avanzada seguras con su edad. Mientras tanto, para la parte joven de la relación el principal objetivo es conseguir mejorar su solvencia económica sin complicarse demasiado o tener que recurrir a algún tipo de empleo extra.

 

LO DIJO:

“Cuando las personas llegan a la edad adulta, regularmente se sienten solas, muy independientemente de tener un círculo de allegados sólido; sobre todo en esta etapa en la que se podría pensar que ya no hay aventuras o cosas nuevas por descubrir. El caso de los ‘sugar daddys’ es más complejo de entender si se le estudia desde la perspectiva de la parte adulta y solvente de la relación, que es la que tiene que sobrellevar el hecho de saber que se le busca por mero interés”.

—Karen Torres. Psicóloga.

 

Influenciados por la cultura popular y las tendencias de las redes sociales, los sugar babies, como se les conoce en el mundo virtual a la parte joven de la relación que actualmente no difiere mucho entre mujeres y hombres de la comunidad LGBT, han encontrado en este tipo de relaciones sin compromisos reales, una perfecta simbiosis para atender sus necesidades económicas a través de estos encuentros que pueden ser únicos o recurrentes.

Tal vez suene a prostitución o a ‘damas de compañía’, pero esta es una de las nuevas tendencias que se ha venido convirtiendo en tópico a través de los memes en redes sociales, que han destapado de manera sátira una de las formas más complejas de relaciones sentimentales que existen.

Ahora ya lo sabes, la próxima vez que leas un comentario sobre los sugar daddys, sabrás que se trata de una broma que esconde una realidad de la que anteriormente todos hacían caso omiso.

 

 

 

 

 

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

    Reporte Espejo