Cine

Reflexión cinéfila | A Man Called Ove; la imperdible historia de un gruñón

Durante la pasada entrega de los premios de la Academia, entre las nominadas sonó “A Man Called Ove”, cinta de origen sueco que nos adentra en un drama, mezclado con humor negro, en la entrañable vida de Ove, un adulto solitario, quien por las circunstancias en etapas anteriores a su vida, configuró una forma de […]

Durante la pasada entrega de los premios de la Academia, entre las nominadas sonó “A Man Called Ove”, cinta de origen sueco que nos adentra en un drama, mezclado con humor negro, en la entrañable vida de Ove, un adulto solitario, quien por las circunstancias en etapas anteriores a su vida, configuró una forma de ser un tanto peculiar.

En esta ocasión estamos lejos de los estrenos faranduleros del cine de Hollywood, pero frente a una de las mejores películas que podremos ver en este año, ya que esto lo logra gracias a cada uno de los aciertos que podemos identificar en la cinta.

Haciendo un paréntesis, probablemente la idea base de la película nos recuerde a St. Vincent (Theodore Melfi, 2014), ya que en ambas cintas identificamos algunos elementos que encajan en ciertas similitudes, sin embargo, lo que hace especial a Un Hombre Gruñón, es la capacidad que tiene la historia para abordar distintos puntos logrando crear una atmósfera agradable para el espectador.

Pero, ¿en dónde radica la magia que presenta la cinta?

Con un personaje entrañable, tenemos el principal factor para enfatizar con la trama, la cual conforme va avanzando logra adquirir fuerza en el propósito que persigue.

En cada persona las historias suelen ser poderosas. En la película vemos un claro ejemplo de una que es conmovedora y fuerte, esto permitirá que algunos de los espectadores se identifiquen con el personaje principal, junto a su mensaje, el cual se percibe de inicio a fin.

Dentro de la dinámica que se maneja para ir conectando los eventos, en la cinta es importante retomar eventos del pasado. La manera en el que el guión juega con este punto es otro de los atractivos de la película, alcanzando ese punto nostálgico que lleva al público a estar al tanto de lo que va a suceder.

Mencionando lo anterior, debemos resaltar el gran esfuerzo por parte de la producción de la cinta, detalles técnicos, como la fotografía, hace más especial el viaje. También contamos con una entrañable banda sonora, la cual va acorde con cada situación que va manejando la trama.

Como dato extra, cada uno de los personajes tiene una enorme contribución para formar un buen equipo en los eventos; estos aportan carisma, llevando con esto a tratar diversos temas interesantes en el medio social al cual nos vemos sujetos.


En un punto de nuestras vidas nos hemos detenido a analizar qué contexto ha tenido el entorno que nos rodea, qué finalidad hay detrás de cada logro o de cada sueño en pausa; dentro de la película podremos identificar una y más situaciones afines a lo que es una historia de vida.

Podemos seguir rescatando cada acierto en la película, pero sin hacer mención de spoilers, aseguramos que presenciarán una cinta de calidad.

 

            ¡Cinéfilo, esta es una cinta imperdible!

 

 

 

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

    Reporte Espejo