Tendencias

Cigarro electrónico | ¿De verdad ayuda a dejar el tabaco?

Desde hace ya varios años y como una moda urbana, el cigarro electrónico se ha venido colocando en el gusto de los jóvenes que han encontrado en este peculiar artículo una herramienta que supone el escape a uno de los vicios más letales entre la población mundial. Una opción divertida y ‘tecnológica’ a la práctica […]

Desde hace ya varios años y como una moda urbana, el cigarro electrónico se ha venido colocando en el gusto de los jóvenes que han encontrado en este peculiar artículo una herramienta que supone el escape a uno de los vicios más letales entre la población mundial. Una opción divertida y ‘tecnológica’ a la práctica antiestrés a la que comúnmente recurren estudiantes y trabajadores, es también un tema lleno de polémicas en cuanto a la utilidad que brinda para dejar esta adicción.

De diferentes formas, colores y tamaños, los cigarros electrónicos vaporizan una solución líquida que puede o no contener nicotina u otros inciensos, y son promovidos en diferentes plataformas como menos dañinos que los cigarros tradicionales, bajo leyendas que indican que contienen ‘menos químicos cancerígenos’.

Sin embargo, la adicción a la nicotina ha aumentado de manera considerable en los últimos años, sobre todo en los grandes centros urbanos del mundo, gracias a productos que aparentemente son menos dañinos e incluso se pueden considerar como reductores de la adicción.

 

¿Dañinos o benéficos?

Esta semana en la versión digital la revista médica BMJ, una investigación encontró que los cigarros electrónicos juegan un rol importante en ayudar a la gente a dejar de fumar. Esta fue el producto final de un experimento que demostró que, al menos en Estados Unidos, el cigarro electrónico ayudó a fumadores adictos a dejar el tabaco en tan solo 3 meses.

Pero quizás el escenario estadounidense no se parezca mucho al de las ciudades mexicanas, ya que un informe del Instituto Nacional de Salud Pública (INSP) asegura que esta herramienta solo ha conseguido aumentar el número de fumadores a edades más tempranas, ya que el cigarro electrónico brinda la posibilidad de mezclar el tabaco con otro tipo de inciensos que lo hacen más llevadero y popular entre los fumadores más jóvenes.

Especialistas nacionales aseguran, en contraste a las investigaciones estadounidenses, que de no existir la posibilidad de mezclar estos sabores, los jóvenes podrían interesarse menos en estos artículos y en el tabaco en general.

 

Lo vi en el Face…

Las redes sociales y la gran cantidad de contenidos que giran en torno al tabaquismo, las modas y sobre todo la apertura hacia el consumo de drogas legales en materiales audiovisuales que circulan en la red; desde vloggers que realizan sus informes mientras juegan con cigarros electrónicos, hasta tutoriales en los que enseñan a su público a hacer figuras con el humo que exhalan mientras fuman, han hecho de estos artículos un gancho eficaz para fumadores potenciales.

Lo cierto es que a la par de que esta herramienta ha ayudado a muchos a dejar el hábito de fumar, también se ha convertido en el anzuelo ideal para atraer a nuevos adictos al tabaco, quizás por la novedad o por la evolución estética que le ha venido dando a una de las adicciones que más vidas ha cobrado alrededor del mundo.

 

 

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas