Ciudadanía

Los culichis no lloran, reclaman en redes sociales alza en tarifas del transporte público

Aunque pudiera parecer un conflicto cíclico cada vez que se da un aumento en las cuotas del transporte urbano y foráneo, la sociedad sinaloense va acumulando un resentimiento que se sustenta en la queja de que el sistema de transportes no tiene una mejora en su infraestructura ni el servicio que brindan los concesionarios a […]

Aunque pudiera parecer un conflicto cíclico cada vez que se da un aumento en las cuotas del transporte urbano y foráneo, la sociedad sinaloense va acumulando un resentimiento que se sustenta en la queja de que el sistema de transportes no tiene una mejora en su infraestructura ni el servicio que brindan los concesionarios a través de los choferes a los usuarios.

El uso de las redes sociales ha llevado al descontento colectivo a un siguiente nivel, con el alza a la tarifa de los urbanos, al menos en la ciudad de Culiacán, y la inapropiada forma en la que algunas unidades dieron la bienvenida al nuevo precio con la leyenda “…y sin llorar”.

Entre memes, comentarios en publicaciones, notas, actualizaciones de estados y un montón de manifestaciones, la protesta y sobre todo el descontento por la nueva tarifa de autobús ha llegado a las redes sociales, que se han convertido en el medio más eficaz para hacer un llamado a las autoridades que aprovecharon el periodo vacacional para dar la sorpresa del incremento. Una jugada casi perfecta.

 

LO DIJO:

“Las tarifas del transporte urbano suben y la calidad del servicio cada día baja; el servicio que tenemos es pésimo, siempre matando a la gente por checar a tiempo, y si ya checaron su salida, se van a vuelta de llanta para agarrar el pasaje del que viene atrás y luego se van matando para no pagar la checada tarde y ocasionan accidentes viales constantemente… Y qué decir de las unidades, se quedan tiradas a cada rato, descompuestas, los asientos en mal estado y mecánicamente ni se diga, muy mal”.

—José Angulo. Lector de ESPEJO.

Escuchados o no, entre comentarios sensatos y otros más arrebatados, los culichis han hecho de Facebook y Twitter su plataforma de desahogo en contra del decreto del gobernador del estado que entró en vigor el pasado viernes y que hasta la fecha sigue dando de qué hablar, alimentando el resentimiento colectivo que la ciudadanía tiene tanto con el Gobierno estatal como municipal, muy a pesar de las declaraciones del alcalde de Culiacán y su idea de impulsar un transporte integral que no rebase los 8 pesos en tarifas.

El más reciente aumento al costo del transporte urbano enraizado en el aumento a los hidrocarburos a inicio de año y el sensible contexto social que atraviesa Sinaloa por las decisiones partidarias del Congreso, han aumentado el rencor de muchos ciudadanos a la clase política y no han escatimado en caracteres para manifestar su enojo a través de redes sociales.

 

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

    Reporte Espejo