Tendencias

Fast Fashion | Estar al grito de la moda nunca fue tan barato

Aunque se trata de un término nuevo, esta actividad es relativamente ancestral. Tener la oportunidad de vestir tendencias propuestas en las capitales de la moda sin la necesidad de desembolsar grandes cantidades de dinero, antes solo era posible de la mano de costureras o sastres que se limitaban a imitar los diseños que adornaban las revistas […]

Aunque se trata de un término nuevo, esta actividad es relativamente ancestral. Tener la oportunidad de vestir tendencias propuestas en las capitales de la moda sin la necesidad de desembolsar grandes cantidades de dinero, antes solo era posible de la mano de costureras o sastres que se limitaban a imitar los diseños que adornaban las revistas de moda, pero hoy en día existen reconocidas empresas que se encargan de captar la esencia de las grandes casas de moda llevando a los aparadores de las plazas ‘lo mismo, pero más barato’.

Seguramente viste ese vestido en Zara que te recuerda demasiado al modelo Versace que viste en alguna editorial de moda en Instagram y que luce tan hermoso como impagable para tu presupuesto; de eso va el fast fashion, un término usado por minoristas de la moda para trasladar las propuestas de las grandes casas de diseño de las pasarelas a sus tiendas capturando la esencia de las propuestas lo más rápido posible, con un menor costo de producción y también para el público al que se dirige.

No se trata de moda desechable, sino de darle el valor que merece a la indumentaria que adquirimos. No es que esté mal ser un empedernido de la moda, pero de nada te servirá tener el clóset lleno de piezas que solo usarás una o dos veces antes de sepultarlas junto con la nostalgia de tendencias que van quedando en el olvido. Lo de hoy es el consumo responsable, diseños que atiendan una tendencia, que puedas combinar fácilmente para que cuando deje esta de estar de moda quedes con la sensación de haberlo explotado al máximo sin la culpa de haber invertido en vano.

Forever 21, Zara, Pull & Bear, C&A… por supuesto que las conoces, son las reinas de Forum en Culiacán y esto se debe, más que por su propuesta, al precio más o menos justo con el que comercian sus prendas. La mercadotecnia que manejan este tipo de empresas es simple y sumamente atractiva para el público al que se dirigen conformado principalmente por milenials y la emergente generación Z, y ha abierto la brecha para que algunas marcas nacionales apuesten por esta alternativa de producción más simple y efectiva.

Aunque la mayoría de las veces las grandes casas de diseño siempre ofertarán mejores materiales, diseños y propuestas, también han colaborado con este tipo de movimientos para llegar de manera indirecta a un segmento del mercado con capacidades adquisitivas que anteriormente no habían explorado. Diseñadores, fashion stylist y expertos en la moda reconocen que el fast fashion pudo ser lo mejor que la ha pasado a la industria en los últimos años, ya que han hecho que un público indiferente a las tendencias de indumentaria sea captado por propuestas que se ajusten de manera sumamente apta para su presupuesto.

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

    Reporte Espejo