Artes

Muere ‘Rius’, el padre de la caricatura política mexicana

Este martes 8 de agosto murió a los 83 años Eduardo del Río ‘Rius’, la figura más importante de la caricatura política mexicana. Uno de los tres monero mexicano más importantes del siglo XX (los otros dos, Germán Butze de Los Supersabios y Ángel Mora de Chanoc), la importancia de Rius no sólo tiene qué ver con […]

Este martes 8 de agosto murió a los 83 años Eduardo del Río ‘Rius’, la figura más importante de la caricatura política mexicana.

Uno de los tres monero mexicano más importantes del siglo XX (los otros dos, Germán Butze de Los Supersabios y Ángel Mora de Chanoc), la importancia de Rius no sólo tiene qué ver con su característica habilidad para el trazo, sino por emplear las técnicas del collage para acelerar el proceso de producción de sus historietas.

También fue un innovador en la temática de los cómics mexicanos. Antes de él, la política era dominio de los caricaturistas editoriales de los periódicos de la CDMX. Primero con Los Agachados y después con Los Supermachos, Rius revolucionó la historieta y puso a prueba la libertad de expresión en la época más dura del sistema político mexicano después del 68.

Rius era un camaleón. Cuando la veta política no dio para más, se reinventó y empezó a publicar lo que ahora conocemos como novelas gráficas. La panza es primero, La interminable conquista de México, El pequeño Rius ilustrado, son testimonio de su talento siempre en movimiento.

Así, a través de Rius, muchos mexicanos se acercaron por primera vez a temas como religión, marxismo, historia, filosofía, capitalismo y hasta nutrición vegetariana, siempre con un toque de humor. Tanta fue la relevancia del monero para la cultura mexicana que Elena Poniatowska lo consideró como uno de los grandes educadores de México del siglo XX, mientras Carlos Monsiváis dijo en su momento que en el país existen tres secretarías de educación: la SEP, Televisa y Rius.

Para saber:

Además de monero, Eduardo del Río fue seminarista, burócrata, embotellador, vendedor de jabón, office boy, encuadernador, cajero y profesor sin títulos.

Descanse en paz, Maestro.

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

    Reporte Espejo