Salud

Podrían encontrar la cura contra el cáncer en el interior de los aguacates

Un nuevo estudio divulgado esta mañana en el norte del continente americano, revela que las cáscaras de las semillas de aguacate poseen compuestos medicinales orgánicos que podrían utilizarse para tratar el cáncer, enfermedades del corazón y otros tipos de males. Se trata de una investigación presentada en el Encuentro Nacional de la Sociedad Química Estadounidense […]

Woman holding halved avocado

Woman holding halved avocado

Un nuevo estudio divulgado esta mañana en el norte del continente americano, revela que las cáscaras de las semillas de aguacate poseen compuestos medicinales orgánicos que podrían utilizarse para tratar el cáncer, enfermedades del corazón y otros tipos de males.

Se trata de una investigación presentada en el Encuentro Nacional de la Sociedad Química Estadounidense (ACS, por sus siglas en inglés), que se celebra en Washington, y que abre las puertas a esta subestimada parte de la fruta más popular de las últimas tendencias, revelando que estas podrían ser utilizadas en la cosmetología y la perfumería.

Calificada por los investigadores como un “mina de oro” los investigadores de la Universidad de Texas en el Valle del Río Grande, debido a la gran abundancia de compuestos químicos que resguarda y que han sido poco reconocidos.

Para comprobar su teoría, los estudiosos trituraron alrededor de 300 cáscaras secas de semillas de aguacate, con lo que obtuvieron casi 600 gramos de polvo que procesaron para conseguir unas tres cucharaditas de aceite y unos 30 gramos de cera. Entre los componentes del aceite hallaron alcohol behenílico, un alcohol graso, empleado comúnmente para elaborar medicamentos antivirales, especialmente para el tratamiento del herpes labial producido por el virus del herpes simple.

 

LO DIJO:

“Las cáscaras de semillas de aguacate, que la mayoría de la gente considera un desperdicio inútil, pueden ser en realidad una joya de gran valor porque los compuestos medicinales que albergan podrían utilizarse para tratar el cáncer, enfermedades del corazón y otros males”.

—Debasish Bandyopadhyay. Investigador del Departamento de Química de la Universidad de Texas en el Valle del Río Grande.

 

La gran sorpresa para el equipo fue el encuentro de heptacosano, una sustancia que podría inhibir el crecimiento de las células tumorales y la presencia de ácido dodecanoico, que aumenta la lipoproteína de alta densidad, transportan el colesterol desde los tejidos del cuerpo hasta el hígado.

Ahora ya lo sabes, esa pequeña parte que desprecias de tu complemento alimenticio favorito podría ser la llave para llegar a la cura de una de las enfermedades más letales que ataca a la especie humana.

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

    Reporte Espejo