Empresarial

Timbre | Una nueva plataforma cultural para crear comunidad

Con una larga experiencia en el ámbito de la cultura alternativa, César Álvarez decide emprender una nueva etapa con Timbre, una plataforma que busca crear comunidad a través de la exploración y exposición del trabajo de los creadores locales. Luego de más de una década de emprender diversos proyectos culturales y ante una nueva explosión […]

Con una larga experiencia en el ámbito de la cultura alternativa, César Álvarez decide emprender una nueva etapa con Timbre, una plataforma que busca crear comunidad a través de la exploración y exposición del trabajo de los creadores locales.

Iose Romero y César Álvarez.

Luego de más de una década de emprender diversos proyectos culturales y ante una nueva explosión de cultura alternativa en la ciudad, César Álvarez decide que es el momento de lanzar una plataforma que pueda conversar con y dar difusión a todas esas iniciativas de la industria creativa que en los últimos años han crecido exponencialmente en Culiacán.

Con una amplia experiencia en el medio y el acercamiento a distintas empresas e instituciones que se han distinguido por apoyar a las culturas emergentes, Álvarez ha sido la mente detrás de proyectos como el DNVR Fest, el cual, entre otras cosas ha hecho posible el reencuentro de proyectos de antaño como Taller para niños, así como la primera visita de Caloncho a Culiacán.

En entrevista con ESPEJO, el joven emprendedor nos habla de cómo fue el proceso para el nacimiento de este híbrido entre una revista impresa y un medio digital multiplataforma, sus objetivos y retos, así como su opinión respecto al estado en que se encuentra la cultura en la capital sinaloense.

¿Qué es Timbre?

Timbre es una plataforma de exploración y exposición de todo lo que está pasando principalmente aquí en Culiacán y en el estado en el ámbito cultural.

Es obvio cómo la cultura ha crecido estos últimos años, de tal modo que siento que Timbre era algo necesario que tenía que pasar, que hubiera una plataforma especializada en difundir todo esto.

 

“Nos dimos cuenta que era necesario porque las empresas y colaboradores que nos están apoyando no tuvieron ningún problema en acceder, ellos también están en la misma idea de nosotros de crear comunidad y hacerla más grande”.

¿Cómo nace el proyecto?

Fíjate que el proyecto surge hace alrededor de un año, pero en ese momento creo que no fue el tiempo porque hubo muchas trabas. Primero iba a ser solo web y luego las empresas no querían sumarse con solo web; se fueron dando ideas y surgió la de dar algo físico meramente como un detalle para crear ese contacto directo con la gente.

 

¿El ofrecer un formato físico fue decisivo para el éxito del proyecto?

De hecho sí. Lo que le llamó más la atención al público fue el formato impreso, siento que esto si le da un poquito más de valor al proyecto.

Ahí fui dándome cuenta de que en las revistas el formato impreso aún sirve, nada más que la gente ya no pagaría por ellas. Por eso ofrecemos un detalle, un objeto de colección para añadir a nuestras plataformas.

 

“Un formato físico, un buen diseño, la gente le da más valor a esas cosas”.

¿Qué dificultades hubo en el camino?

Todavía hay muchas cosas por hacer, el proyecto va empezando. Más que dificultades lo que sí tenemos es retos, el equipo es pequeño aún, estamos trabajando a marchas forzadas, pero el reto a corto plazo es incrementar el tiraje y empezar a tirar fuera del estado.

Este mes ya se va a hacer en Guadalajara un pequeño tiraje, pero queremos hacer más presencia en Sonora y Baja California.

Además, nuestros patrocinadores tienen la necesidad de proyectarse y expandir su público, son empresas que también tienen iniciativas culturales como el Jardín Botánico, Tecate que hace eventos, Café Marimba, y por eso siento que se facilitó mucho, porque ellos también necesitan exposición de lo que están haciendo.

¿Hubo comentarios de su parte sobre el concepto de Timbre?

La verdad sí, lo que les llamó la atención a estos clientes fue que tenemos bien identificado a nuestro público. Es un público que ellos ya conocen y que nosotros ya conocemos por todas las experiencias que hemos tenido a lo largo de los años en eventos y proyectos que hemos realizado. Es un público que ya está identificado y un público que le hace falta un espacio.

Pero no creas que estamos cerrados a ese público, queremos que la gente lo lea y que cambie su percepción de las cosas que están pasando en Culiacán; y que sea gratis y que esté en varios lugares ayuda a que el público que no está metido de lleno en la cultura, que no va a shows, que no va a exposiciones, le puedan llamar la atención nuestros contenidos.

 

Con tu experiencia en la organización de eventos, a lo mejor a ti te hubiera gustado que en aquellos momentos hubiera existido un canal como Timbre para darles difusión.

En cierto modo sí. Cuando nosotros hacíamos el DNVR Fest sí había revistas pero nunca hubo como ese enlace.

Pero también ya cambiaron las cosas y en ese tiempo creo que no había tanto movimiento cultural como ahorita, siento que ahorita es demasiado y para mí y mi equipo vale la pena que se plasme algo de todo esto porque se están creando y creando cosas pero se olvidan y ahí se quedan y ya plasmadas ya les da otro valor.

¿Qué está pasando con la cultura en Culiacán?

La verdad en los 15 años que estoy metido en esto no me había tocado que estuviera tan intenso todo. Hay muchas bandas, hay mucha gente haciendo cosas muy chilas, se están abriendo un chorro de espacios independientes. Yo creo que tiene mucho que ver el internet y que en todo el mundo está pasando lo mismo que aquí. Los creadores de cultura ya pueden exponer muy fácil su trabajo y por eso ya está pasando todo esto.

“Culiacán siempre ha tenido mucho talento, pero siento que hoy hay más gente interesada”.

¿Qué importancia ves en la difusión cultural?

Siento que la difusión y la promoción de la cultura son necesarias para las ciudades y para la población en sí, para que exista un mejor desarrollo social.

Que la gente se dé cuenta que hay otras cosas y que no es algo fantasioso, no estamos jugando a nada es algo real. Que los creadores se la crean y los medios también damos esa exposición que hacen que las cosas tomen un poco más de valor y si es información positiva y propositiva, ayuda todavía más al entorno.

¿Cómo van con los números?

Gracias a nuestros patrocinadores los números son positivos, no es un proyecto que esté generando pérdidas ni nada. Yo sé que es difícil emprender un medio y más cuando el contenido no es un contenido amplio para todo público, pero siento que ahorita Culiacán ya está tomándose enserio toda la cultura y ahí está Timbre que quiere ser un aliado para contar la historia de lo que está pasando a su modo.

¿Qué sigue para Timbre en el corto plazo?

Queremos crear una comunidad nacional basada aquí en el noroeste, seguiremos sacando número tras número y probablemente a partir de esto salgan otros proyectos.

Que Timbre sea el aliado para cualquier proyecto que quiera crear algo chilo. Estamos totalmente abiertos a colaborar con cualquier empresa o con cualquier grupo de personas que traigan ideas, si les interesa nuestro proyecto que sepan que Timbre está para eso.

“Colaborar es lo mejor que se puede hacer, es crecer todos juntos, y me da risa que a veces la gente no lo ve así, pero Culiacán está muy pequeño todavía como para no juntarnos todos y empezar a ver que se puede hacer”.

¿Si alguien quiere colaborar con Timbre como se pueden comunicar?

Ahí en la revista está el correo principal, [email protected] ahorita vamos arrancando, tenemos ya empresas participantes y así pero queremos hacer cosas más grandes y que mejor que buscar gente que se quiera sumar y ver que más se puede crear.

Para saber:

Puedes encontrar Timbre en FacebookInstagram y a partir de esta semana en www.timbre.mx. Así como en físico en Jardín Botánico, Closet Extension, La Sazona, Café Marimba, Torz Design y WorkHere Coworking.

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas