Ciudadanía

¿Por qué los Uber no quieren que pagues con tarjeta?

Durante las últimas semanas son más los usuarios que se quejan de que choferes de Uber deciden deliberadamente no aceptar sus viajes cuando el pago es mediante tarjeta de crédito. ¿Te ha pasado? ¿Por qué tarda tanto en llegar? Fue un día en que Mariana se quedó unos minutos más en su trabajo para sacar algunos […]

Durante las últimas semanas son más los usuarios que se quejan de que choferes de Uber deciden deliberadamente no aceptar sus viajes cuando el pago es mediante tarjeta de crédito. ¿Te ha pasado?

¿Por qué tarda tanto en llegar?

Fue un día en que Mariana se quedó unos minutos más en su trabajo para sacar algunos pendientes. Decidió que pediría un Uber, pues ya no alcanzaría a tomar el camión que diariamente la lleva desde el centro hacía su trabajo y viceversa.

Sacó su celular del bolso, abrió la aplicación y solicitó un viaje que rápidamente aceptó el conductor de un Chevrolet Aveo. Y aunque el contador de tiempo marcaba que llegaría en 5 minutos, en realidad tuvo que esperar alrededor de 20 para que el chofer llegará a donde ella se encontraba.

En esos 20 minutos Mariana llamó y envío varios mensajes al conductor, que en repetidas ocasiones argumentó que su GPS no estaba funcionando correctamente.

Al mismo tiempo, mensajeaba con un amigo que le recomendó no cancelarlo, pues había visto en las redes sociales que muchos choferes de Uber en Culiacán están rechazando viajes cuando el pago es con tarjeta y que además estos esperaban a que pasara el tiempo de espera para que la aplicación les realizara el cobro de 25 pesos.

Poca bancarización y pago en efectivo

Cifras del Banco de México, señalan que en el país hay un total de 32 millones 733 mil tarjetas de crédito vigentes, de las cuales solo son utilizadas 22 millones 202 mil. Ya sea la poca confianza en los bancos o la preferencia por el uso del efectivo, la población mexicana aún se encuentra lejos de ver las tarjetas como algo común al momento de realizar una compra.

Al entrar en operaciones en Culiacán, al igual que en diferentes ciudades del interior del país, Uber se enfrentó al reto de la poca bancarización de la población mexicana. ¿Cómo se aseguraría el éxito de Uber entre el grueso grupo poblacional que no acostumbra a utilizar tarjetas de crédito o debito de manera cotidiana?.

La solución fue sencilla: permitir el pago en efectivo como estrategía de entrada al mercado y todos contentos.

Sin embargo, algo que tal vez la empresa no tomó en cuenta fue que al permitir el pago en efectivo, la dinámica de cobro de su comisión tendría que cambiar un poco.

Choferes endeudados

Melisa maneja un Uber desde hace poco más de 10 meses y a lo largo de este tiempo ha podido ver como muchos choferes de Uber en Culiacán mantienen grandes deudas con la empresa.

LO DIJO:

“Hay conductores que deben hasta 30 mil, y estoy segura de que más”.

 – Melisa, chofer de Uber en Culiacán.

Ella misma debe alrededor de 4 mil pesos, mismos que la empresa le va descontando con cada viaje que realiza con este método de pago.

Sin embargo, aprovechándose de esta situación, comenta que existen muchos choferes que elijen deliberadamente no aceptar viajes que serán pagados con tarjeta.

“La mayoría hacen eso, ponen como si ya hubieran llegado a recoger y ahí se ve si es en efectivo o no. Deben tener un deudón”, comentó.

Y es que al cobrar su comisión del 25% a través de este tipo de viajes, los choferes prefieren no aceptarlos con la consecuencia de ir poco a poco incrementando su deuda con la compañía.

El negocio del ‘ride’

Con poco más de un año trabajando de Uber, Julián ya ha aprendido que no todo es miel sobre hojuelas al ser chofer de la aplicación. El mismo reconoce que a veces prefiere no hacer viajes con tarjeta, pues requiere el dinero en efectivo para gastos como gasolina, dulces, botellas de agua e incluso gastos propios.

LO DIJO:

“Mucha raza como ya hizo muchos tarjetazos quiere el efectivo. Yo si los hago pero ya si me caen 5 tarjetas seguidas la neta ahí si ya la pienso porque pues también ocupo para la gasolina y dinero para mi”.

 – Julián, chofer de Uber en Culiacán.

El problema, agrega, es que en Culiacán la mayoría de las personas pagan en efectivo, lo que, viaje tras viaje, incrementa la deuda de los choferes con Uber. Y como la manera más eficiente que la compañía tiene para cobrar su comisión es a través de los viajes pagados con tarjeta, esto ha generado que los choferes vayan rechazando a los clientes que prefieren este modo de pago.

Otro tema, que causa molestia entre los choferes es que consideran que el 25% de comisión es un porcentaje alto para una ciudad donde los clientes no realizan viajes largos y que cuenta con una tarifa aún baja comparada con otras ciudades.

“El 25% está muy caro para la tarifa que se cobra aquí por viaje. Ya ha habido quejas de eso y a Uber le vale…si está muy barato aquí en Culiacán”, lamenta.

Los viajes por fuera

Como muchos otros choferes, para llevar un poco más de dinero a su bolsa tanto Melisa como Julián realizan viajes por fuera de la aplicación. Las modalidades son varias, desde generar una lista de clientes del mismo modo que lo hace un taxista, hasta estrategías más elaboradas como grupos de whatsapp donde varios choferes se comunican para compartir clientes dependiendo quien se encuentre más cerca.

“Para agarrar más feria estoy en un grupo como con 10 compas que son Uber… estamos ahí por cualquier cosa que pase o salen viajes por fuera de la aplicación y pues ya ese dinero ya es tuyo, y así agarro más feria”, explica Julián.

Y agrega que “mucha raza le hace así por lo mismo, porque el 25% es un putal de feria”.

LO DIJO:

“Han de creer que está igual que en Estados Unidos o el DF que cae mucho dinero por viaje, pero Culiacán es una ciudad china y luego hay muchos carros y siguen registrando. Por eso cada vez hay menos chamba”.

 – Julián, chofer de Uber en Culiacán.

“Parece que me está haciendo un favor”

“En un principio Uber permitió elpago en efectivo para que despuntara, pero le salió mal. Empezó a meter a choferes lacras y pasó esto porque somos un rancho tercermundista”, comenta Melisa, pues para ella la principal causa de las irregularidades e inconformidades es la poca seriedad de la compañía al elegir quien puede y quién no puede ser chofer.

Mientras tanto, Julián considera que a Uber lo único que le interesa es su comisión del 25%. “Uber está felíz con su comisión. La empresa no va perder nunca y le vale la integridad de los choferes y hasta de los usuarios”, lamenta.

Mientras tanto, los últimos afectados son los usuarios, quienes en repetidas ocasiones se topan con situaciones incomodas y poco profesionales por parte de quienes deberían de brindarles un buen servicio.

Al final de cuentas Mariana sigue utilizando la aplicación, sin embargo ahora piensa dos veces al momento de elegir el modo de pago.

LO DIJO:

“Pagar con efectivo está práctico pero afecta la calidad de todo. En Culiacán los Uber se me hacen muy poco profesionales. Hasta cuando pagas por un servicio sienten como si te estuvieran haciendo paro”.

 – Mariana, usuaria de Uber.

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

    Reporte Espejo