Ciudadanía

¿Día de qué? | Es 2 de octubre y no se olvida

Ironías del destino. Hoy es el Día Internacional de la No Violencia, en honor al nacimiento del pacifista hindú Mahatma Ghandi, pero a la vez se trata de una conmemoración marcada en el calendario como un capítulo doloroso para el pueblo mexicano. El 2 de octubre resguarda más que el sentimiento de impunidad de miles […]

Ironías del destino. Hoy es el Día Internacional de la No Violencia, en honor al nacimiento del pacifista hindú Mahatma Ghandi, pero a la vez se trata de una conmemoración marcada en el calendario como un capítulo doloroso para el pueblo mexicano.

El 2 de octubre resguarda más que el sentimiento de impunidad de miles de familias que se vieron dañadas por el crimen del que nadie supo de momento, de la historia que callaron muchos medios y se convirtió en la leyenda que hoy es un estandarte de la lucha contra las injusticias de los malos gobiernos en México.

La revolución estudiantil reprimida con furia por el Ejército bajo las órdenes del entonces presidente priista Gustavo Díaz Ordaz, puso de manifiesto la tensión política y social que vivía el país que se preparaba para ser la sede de las Olimpiadas del 68 en nuestro país. El antiguo centro ceremonial en el que se celebraron sacrificios durante la época prehispánica se convirtió de nuevo en un lugar para el dolor y la angustia por el que transitaron despavoridos miles de jóvenes entre cadáveres buscando algún refugio.

Hoy se cumplen 49 años del genocidio que marcaría un antes y un después para las protestas sociales en México, pero más allá de la leyenda, el lamentable suceso le dio un nuevo perfil al ciudadano mexicano, sobre todo a quienes habitan el centro de la república y consagró los movimientos de izquierda como una fuerza política y social que desde entonces le ha venido haciendo frente a los evidentes fallos del Gobierno federal.

El legado del 2 de octubre se ha unido a las nuevas formas de comunicación y los medios emergentes que le han dado a la ciudadanía la oportunidad de compartirle al mundo las injusticias de las que son espectadores. Es por eso que la llama que clama soluciones y justicia sigue viva, no solo por Tlatelolco, por Acteal o por Ayotzinapa, tres de los más evidentes casos de la brutalidad con la que el Gobierno mexicano sofocó movimientos civiles.

El día de hoy el país conmemora un irónico Día Internacional de la No Violencia, entre los recuerdos agrios de la matanza de Tlatelolco y el sensible clima por los desastres naturales en el país, mismos que no han sido una excusa para que alrededor de la república se estén efectuando las marchas conmemorativas en honor al suceso, mismas que se han combinado con otro tipo de manifestaciones ciudadanas que también buscan justicia.

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

    Reporte Espejo