Consumo

La guerra de las flores | Día de vivos en celebración de los fieles difuntos

“Mínimamente las veladoras y si se puede las florecitas oiga”, dice doña Juana mientras mira los mazos de cempasúchil y los crisantemos. Sobre la banqueta de la calle Domingo Rubí, justo en el mercado Salvador Alvarado, mejor conocido como el Mercado de las Flores de Culiacán, la sexagenaria mujer observa y pregunta precios. Regatea y […]

“Mínimamente las veladoras y si se puede las florecitas oiga”, dice doña Juana mientras mira los mazos de cempasúchil y los crisantemos.

Sobre la banqueta de la calle Domingo Rubí, justo en el mercado Salvador Alvarado, mejor conocido como el Mercado de las Flores de Culiacán, la sexagenaria mujer observa y pregunta precios. Regatea y le aceptan el reto, pero no se decide. Se le hace mucho dinero… aunque piensa casi al instante en sus difuntos y concluye que bien lo valen.

Los precios de las flores, según lo publicó recientemente la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), en acuerdo con los floristas organizados de Culiacán, no deben exceder los 55 pesos el mazo, sobre todo si se trata de gladiolas, claveles, spider y ponpón.

El resto de variedades puede variar, por lo que es posible encontrar algunas flores como el cempasúchil y los crisantemos a 30 pesos, 35 y hasta 40.

El mercado de las flores en Culiacán, como en el resto del país, tiene su gran momento a partir de este primero de noviembre en que se acude a los panteones a recordar a los Todos los Santos, es decir, a los niños que han fallecido.

Por ello aparecen floristas por todas partes, en mercados, plazuelas, panteones, o incluso en la modalidad de ambulantes. Es el gran día para hacer negocio y desde luego el 2 de noviembre, cuando se conmemora el Día de Muertos.

Aunque ya las autoridades han fijado un control de precios, el comercio de estos productos queda abierto a negociación y regateos, pues todos quieren quedarse con una parte del gran pastel de consumo que representa.

Incluso en algunas tiendas de autoservicio, como Ley y Walmart, se han sumado a la “guerra de las flores” ofertando los mismos productos, como la flor de cempasúchil, que se puso hasta en 32 pesos la maceta.

 

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

    Reporte Espejo