Salud

Obesidad, diabetes e infartos: un triángulo mortal

Quien padece diabetes es cuatro veces más propenso a desarrollar enfermedades cardiovasculares. Aunque la ciencia continúa desarrollando alternativas para atender a quienes viven con diabetes, son los cuidados relacionados con la alimentación y la actividad física el medio más efectivo para que el padecimiento no genere complicaciones o propicie otro tipo de enfermedades. Con motivo del Día […]

Quien padece diabetes es cuatro veces más propenso a desarrollar enfermedades cardiovasculares. Aunque la ciencia continúa desarrollando alternativas para atender a quienes viven con diabetes, son los cuidados relacionados con la alimentación y la actividad física el medio más efectivo para que el padecimiento no genere complicaciones o propicie otro tipo de enfermedades.

Con motivo del Día Mundial de la Diabetes, Gustavo Rojas Velarde, del Instituto Nacional de Cardiología, reveló datos importantes sobre la relación de la diabetes con enfermedades cardiovasculares, tomando como ejemplo una urbe como la Ciudad de México, en la que muchos diabéticos tienen acceso a servicios médicos y aun así carecen de un control preciso de glucosa.

En su gran mayoría los diabéticos tienen un índice de glucosa superior a diez puntos, cuando se deberían mantener en un rango menor a los siete. Estas cifras ponen de manifiesto lo propensa que se encuentra la población diabética a padecer complicaciones cardiovasculares que pudieran dar origen a un infarto.

Otro dato importante en el que hizo énfasis Rojas Velarde es en la relación que existe entre la obesidad y los pacientes con diabetes, misma que también afecta a quienes “padecen del corazón” formando un triángulo al que se le debería prestar más atención.

Fue a través de su participación en la Feria de la Salud Iniciativa para mejorar la atención del Infarto Agudo al Miocardio en México, que el miembro del Instituto buscó llamar la atención de las autoridades de salud para reestructurar los sistemas de control de glucosa de toda la población, especialmente de los diabéticos, para que no sea esta condición un detonante de una muerte prematura debido a complicaciones con el sistema cardiovascular.

 

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas