Ciudadanía

La ciudad que mata a sus jóvenes | Estudiantes claman: ‘Tenemos miedo que nos maten’

Mientras estudiantes universitarios y ciudadanía en general marchaban hacia la Fiscalía General del Estado el pasado viernes, exigiendo un alto al asesinato de jóvenes en Sinaloa, al mismo tiempo en el sector Cañadas de Culiacán, un adolescente de solo 14 años era asesinado.  El viernes 17 de noviembre pasado, en punto de las diez de la mañana, estudiantes de la Escuela de […]

Mientras estudiantes universitarios y ciudadanía en general marchaban hacia la Fiscalía General del Estado el pasado viernes, exigiendo un alto al asesinato de jóvenes en Sinaloa, al mismo tiempo en el sector Cañadas de Culiacán, un adolescente de solo 14 años era asesinado. 

El viernes 17 de noviembre pasado, en punto de las diez de la mañana, estudiantes de la Escuela de Ciencias Antropológicas de la UAS marcharon hacia la Fiscalía General del Estado para exigir un alto a la ola de violencia que afecta cada ves más a jóvenes y estudiantes.

Reunidos alrededor de las diez de la mañana en las escalinatas de Catedral, en el centro de Culiacán, los estudiantes empezaron por tomar lista de todos aquellos jóvenes que han caído víctimas de la violencia para después marchar por la calle Ángel Flores con rumbo a la Fiscalía del Estado al tiempo que gritaban consignas como Somos personas, no números y Porque no tenemos miedo de morir, tenemos miedo de que nos maten.

Con cruces de madera y pancartas en las manos, el grupo de más de 50 estudiantes caminó bajo los fuertes rayos del sol hasta llegar a la Fiscalía, en donde de nueva cuenta tomaron lista de las víctimas de la violencia al tiempo que colocaban cruces manchadas de rojo a la entrada del edificio que antes ocupó la Procuraduría General de Justicia del Estado.

Mientras tanto, en el sector Cañadas de la capital, la violencia cobró una nueva víctima de los “juvenicidios” a los que justamente hacían referencia los estudiantes. Alrededor de las 10:30 horas, un menor de 14 años de edad fue perseguido y asesinado a balazos por hombres armados por la calle Sierra del Carmen, entre Guadalupe Victoria y Tepozteco, quedando su cuerpo inerte, irónicamente, en los escalones de una escuela primaria.

 

Somos personas, no números

Hasta esta semana, en Sinaloa habían ocurrido un total de 1,398 homicidios, muchos de los cuales han tenido como víctimas a jóvenes menores de 30 años e incluso niños y menores de edad.

Además del joven de 14 años asesinado mientras en el centro de la ciudad ocurría esta protesta, en las últimas semanas se han tenido casos como el de Zulema de 19 años, quien perdió la vida afuera de un bar por sector del Desarrollo Urbano Tres Ríos; Edwin de 20 también asesinado en un bar, los ataques al bar Reyes, el cruel asesinato de la niña Dayana de Navolato y seis jóvenes más de entre 17 y 20 años encontrados en caminos de terracería en Culiacancito y San Pedro, Navolato.

El caso más sensible para los alumnos de Antropología de la UAS fue el de Basilio, compañero de la Facultad desaparecido.

Hay que dejar de naturalizar la violencia

José Carlos Salas, estudiante de Antropología, comentó que el principal objetivo de este movimiento (el primero en su tipo organizado por alumnos de esta escuela) es mover las conciencias de los culiacanenses para dejar de naturalizar la violencia. “Queremos impactar a las conciencias de las personas de Culiacán y dejar de naturalizar esta violencia que vivimos, dejar de verla como algo normal, de día a día”, señaló.

El movimiento totalmente estudiantil busca organizarse para seguir realizando actividades de este tipo, así como buscar acercarse a otras organizaciones de la sociedad para sumar fuerzas y hacer el problema de la violencia algo visible.

Para esto, el grupo ya piensa en buscar opciones como realizar nuevas protestas e incluso, desde la academia, generar espacios de discusión en torno a al violencia e inseguridad en el estado.

 

LO DIJO:

“Este es nuestro granito de arena, queremos seguir alzando la voz, estar en asociación con otras personas que exigen solución a estas mismas causas.

Jose Carlos Salas. Estudiante de Antropología.

[Best_Wordpress_Gallery id=”14″ gal_title=”Pancartas_marcha_estudiantes_antropologia”]

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

    Reporte Espejo