Seguridad

‘Violan nuestros derechos como policías, trabajadores y como personas’: agentes estatales

Enfadados y exhaustos, policías estatales de Sinaloa entraron en paro de labores, bajo el argumento de que se “están violando sus derechos como policías, como trabajadores y como personas”. Luego de que el pasado lunes 18 de diciembre elementos de la Policía Estatal anunciaron que realizarían un paro para el día 31 de diciembre, debido a la falta de pago […]

CULIACÁN, SINALOA 04NOVIEMBRE2013: Jesús Ramón Velarde Cázarez, de 30 años, quien era ex agente de la Policía Estatal Preventiva,  y su sobrino de nombre Marco Antonio

CULIACÁN, SINALOA 04NOVIEMBRE2013: Jesús Ramón Velarde Cázarez, de 30 años, quien era ex agente de la Policía Estatal Preventiva, y su sobrino de nombre Marco Antonio "N", de 13 años, quien vivía en la colonia Nakayama fueron asesinados con ráfagas de rifle de grueso calibre cuando circulaban a bordo de un vehículo Aveo, placas MLS-14-16 del Estado de México, los hechos se registraron en esquina de las calles Vinoramas y Atenas, en la colonia Urbi Villa del Roble. FOTO: ESPECIAL/ CUARTOSCURO.COM

Enfadados y exhaustos, policías estatales de Sinaloa entraron en paro de labores, bajo el argumento de que se “están violando sus derechos como policías, como trabajadores y como personas”.

Luego de que el pasado lunes 18 de diciembre elementos de la Policía Estatal anunciaron que realizarían un paro para el día 31 de diciembre, debido a la falta de pago de un bono anual y la reducción de una quincena de su aguinaldo, este jueves alrededor de 50 agentes decidieron adelantar el paro de labores frente a las instalaciones de la Secretaría de Seguridad Pública estatal.

Además, los agentes piden la activación de su seguro de vida y reclaman que desde hace tres semanas se les canceló el permiso para realizar estudios en el Instituto Estatal de Ciencias Penales, por lo que acusan que son víctimas de hostigamiento y acoso laboral dentro de la SSP.

Luego del paro, el director de la Unidad de Defensa de Preliberados sugirió a los agentes seguir el protocolo y enviar sus solicitudes por escrito a su jefe superior inmediato. Ante esto los agentes quejosos reclamaron que las autoridades de seguridad deberían dar solución a sus problemas antes de llegar a la situación de paro.

Así, visiblemente consternados y enfadados, los agentes policiales se sienten preocupados por el poco interés mostrado por la administración estatal para cumplir con sus derechos laborales y darles condiciones de trabajo dignas que los motive a salir todos los días a arriesgar su vida.

 

PARA SABER:

Los policías estatales aseguran que el paro continuará hasta que exista una negociación con el Secretaría de Seguridad Pública o el gobernador del estado.

 

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

    Reporte Espejo