Gastronomía

¿Por qué acostumbramos comer pavo en Navidad?

La llegada de la tradicional cena navideña es el preámbulo para que la mesa familiar reciba a un clásico infaltable de la gastronomía de la temporada: el pavo. Aunque muchos piensan que se trata de una costumbre estadounidense de la cual se apropió el mundo, la tradición de comer pavo es más mexicana de lo […]

La llegada de la tradicional cena navideña es el preámbulo para que la mesa familiar reciba a un clásico infaltable de la gastronomía de la temporada: el pavo. Aunque muchos piensan que se trata de una costumbre estadounidense de la cual se apropió el mundo, la tradición de comer pavo es más mexicana de lo que parece.

El pavo era cocinado y comido por los aztecas desde mucho antes de la llegada de los españoles; los mexicas lo llamaban guajolote (tradición que se preserva en México) y aunque estos no celebraban la Navidad, sí celebraban la llegada del solsticio de invierno, pero el pavo no era el alimento que se consumía en dichas celebraciones.

Con la conquista el pavo fue llevado a Europa y convertido en un alimento al que solo la clase alta podía acceder, incluso las personas de clase media podían darse el lujo de comerlo en fechas especiales. En un principio fue llamado gallina de las indias y posteriormente pavo, por su parecido a los pavorreales que los españoles conocieron previamente en Asia.

El pavo se convirtió en el protagonista de las navidades mexicanas en el año de 1528 cuando fray Pedro de Gante tuvo la idea de festejar la Navidad en México, en el proceso de evangelización, ya que la Navidad y el festejo del solsticio de invierno se celebraban en fechas cercanas.

Posteriormente el pavo encantó a los estadounidenses que lo convirtieron en el alimento oficial del Día de Acción de Gracias y posteriormente en un clásico navideño que se popularizó alrededor del mundo y que a la fecha es un ícono distintivo de las fiestas de fin de año en América y Europa.

 

PARA SABER:

En los años 30, los pavos estuvieron a punto de extinguirse debido a su gran demanda para consumo. Fue gracias a diversas medidas de regulación que se pudo preservar la especie y que hoy en día sea consumida de manera habitual.

 

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

    Reporte Espejo