Artes

Battle Jackets | Conoce los chalecos de parches de los metaleros de Culiacán

Más que un simple chaleco, el Battle Jacket es una prenda de batalla, una declaración de identidad y un homenaje a la música que te hace vibrar. Seas o no fan del punk o el metal, seguramente en alguna ocasión te ha tocado ver a alguien vistiendo un chaleco lleno de parches de sus bandas favoritas. […]

Más que un simple chaleco, el Battle Jacket es una prenda de batalla, una declaración de identidad y un homenaje a la música que te hace vibrar.

Seas o no fan del punk o el metal, seguramente en alguna ocasión te ha tocado ver a alguien vistiendo un chaleco lleno de parches de sus bandas favoritas.

Conocidos como patch jacketbattle jacket​ o patch vest, los chalecos de parches son una prenda típica de las culturas punk y del trash y death metal, pero la historia de estas prendas se remonta más atrás, a la cultura biker estadounidense de la época de la posguerra.

Así, las prendas que originalmente mostraban con orgullo el regimiento y división a la que pertenecían, así como las hazañas de los excombatientes de la Segunda Guerra Mundial, pasaron a ser emblema de los veteranos reunidos en clubes de motociclistas que vestían chalecos con parches de su lugar de procedencia, nombre del club y su logo en la parte trasera.

Décadas más tarde fanáticos del punk y el heavy metal retomaron esta tendencia pero cambiando los clubes de bikers por parches de sus bandas favoritas, alcanzando un auge con el surgimiento del thrash metal.

 

Chalecos culichis

A pesar de que a través de los años Culiacán ha logrado mantener una nutrida escena metalera, los chalecos de parches no han tenido una gran popularidad entre los fanáticos del género.

Es así como, después de preguntar por aquí y por allá, pudimos localizar a tres metaleros de corazón que accedieron a mostrarnos y explicarnos el orgullo de vestir un chaleco de parches.

Greg Sánchez (19 años) | Vocalista de Psychopath Crucified

Vocalista de la banda de trash metalPsychopath Crucified, y one man band en el proyecto de black metal Beistehen, para Greg Sánchez el valor del chaleco metalero está en la identidad que uno mismo le imprime a la prenda.

Con 19 años de edad, Greg empezó su chaleco hace seis años y señala que lo más difícil de ir construyendo un chaleco con tus bandas favoritas es la dificultad de disponer de los mismos en la ciudad. Es por eso que muchos de los parches que incluyen su chaleco son hechos por él mismo o mandados a hacer en estampado.

 

—¿Cuáles son tus parches favoritos?

—El que es más significativo para mí no es del género trash metal, es de mi banda Beistehen. Es significativo porque lo saqué con un split que obtuve con un amigo. Es algo que es mío, Beistehen soy yo, por eso es el más significativo.

En influencias, los primeros parches que tuve, Megadeth, Pantera, Testament, son los parches que son significativos para mí.

Y ya las firmas que tiene mi chaleco (Havok, Nervosa y Strike Master) también hacen que lo sienta muy valioso en sí… Tengo la idea de empezar otro también.

 

—¿Y sería de otro género u otras bandas?

—Sí, otro género, un chaleco más blackero.

 

Josiel Roberto (17 años) | Exbajista de Psychopath Crucified

El ver conciertos en vivo donde los fanáticos portaban con orgullo sus chalecos fue la motivación de Josiel para empezar el suyo propio. Sin embargo, la poca disponibilidad de parches en la ciudad fueron aplazándolo. “Aquí en Culiacán no es como que se encuentren parches de bandas de trash metal y si hay normalmente son de Metallica o Megadeth”, lamenta Josiel.

Esto cambió cuando, familiares “que también le entran al metal”, le enviaron un paquete de diez parches desde Estados Unidos. “La verdad quise aprovecharlos y agarré una sudadera como de mezclilla, le arranqué las mangas y pues ya empecé con Nuclear Destruction, Exploited, The Clash y Helloween”, cuenta.

Ya entrado, pidió 15 parches más a la Ciudad de México y, por recomendación de Greg, transformó una playera de D.R.I. en espaldera para su chaleco.

 

—¿Cuáles son los parches que significan más para ti?

—Mis parches favoritos sería el de Sodom que fue con una de las primeras bandas que empecé con el género del trash metal y que la verdad me gusta muchísimo y me sigue gustando… El de Assassin, aunque para mí solo sacaron un álbum bueno que fue su album debut, que la verdad es muy agresivo y oscuro, el ejemplo del trash metal alemán.

Y también unas bandas que me metieron mucho al trash metal fueron Municipal Waste y D.R.I., creo que esos serían principalmente.

 

Carolina Limón (25 años) | Ilustradora y metalera de corazón

Metalera de corazón, la ilustradora Carolina Limón tiene en su haber cuatro chalecos de parches que marcan su historia como fanática del género.

Aunque ya le avegüenza vestirlo, su primer chaleco, el más feo, tiene valor sentimental. A pesar de tener “puros parches de tianguis”, también tiene un parche de Cannibal Corpse regalado por su novio. “Cuando me lo dio sentí que me estaba declarando su amor de verdad… por eso no me he deshecho de él ni le he quitado los parches”, explica.

Con varios años de separación y otros dos chalecos en medio, el cuarto chaleco de Carolina la hace sentir mucho más orgullosa, al ser el más estético, al que más le ha invertido dinero y con puros parches originales, además de incluir un pin de Parasitosis, un fanzine de cómic e ilustración que difunde gratuitamente con un grupo de amigos. “De este me gusta todo, este es el último, es el que siempre uso ya”, explica.

 

—En lo musical, ¿qué dice este chaleco de ti? 

—Este sí me enfoqué en que fueran mis bandas superfavorita de cada género. O sea Death es mi banda favorita de todos, todos, todos los géneros; Ghost también me gusta mucho, Impetigo… Son de todo combinado pues, pero a final de cuentas son las bandas que más me gustan.

 

—¿Para ti qué significa traer un chaleco metalero?

—Para mí es algo de mujer la verdad porque yo me siento empoderada cuando lo traigo. Sí me gusta que miren qué tipo de bandas me gustan y dar a entender que he invertido tiempo y dinero en esto que me gusta mucho.

Es una manera también de apoyar a las bandas porque muchas bandas que tengo en mi chaleco nuevo, por ejemplo, sí son originales.

 

—¿Te consideras alguien true?

—No. No porque para mí la palabra true ya está muy satanizada. True es alguien tonto que juzga a los demás y se cree superior ante los demás que no escuchan lo mismo que él. Para mí eso es true.

 

LO DIJO:

“Usar chaleco sí es muy vistoso y siento que incentiva a que otra gente más joven te vea y les parezca, pues sí es algo superficial, pero les parezca cool. Que se interesen de qué son los parches, qué significan y a lo mejor les da ganas de ellos también usar chaleco… Siento que eso hace la comunidad más fuerte porque de nuevo lo que te digo: tratas de conseguir parches de tus bandas favoritas y de alguna manera u otra las apoyas… Porque hoy en día casi todas las bandas sacan la playera, el parche y luego el disco, entonces es una parte de todo, igual que comprar playeras o discos”.

—Carolina Limón. Ilustradora.

 

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas