Elecciones 2018

¡Meme por meme, casilla por casilla! | Los memes como estrategia de persuasión política

El proceso electoral de 2018 en México no solo se ha convertido en el más costoso de la historia del país, también ha sido catalogado por medios especializados como uno de los más violentos y, según algunos politólogos, el que más se ha visto afectado por ‘fake news’ y la comedia a través de los […]

El proceso electoral de 2018 en México no solo se ha convertido en el más costoso de la historia del país, también ha sido catalogado por medios especializados como uno de los más violentos y, según algunos politólogos, el que más se ha visto afectado por ‘fake news’ y la comedia a través de los memes.

Desde su origen, los memes se han venido consolidando como una crítica a diversos tipos de conductas y situaciones, entre ellas los procesos electorales. Si bien, en la contienda presidencial de 2012 que le dio la victoria a Enrique Peña Nieto, los memes veían su despertar y se posicionaban como un elemento de humor, durante este proceso han fortalecido su poder persuasivo hasta volverse un elemento considerable para la publicidad de los candidatos a puestos de elección pública.

Manuel Yarto, catedrático de la Universidad Regiomontana, comentó hace un año a Milenio que las redes sociales se volverían un campo de batalla totalmente libre para los contrincantes, ello debido a que la Ley Electoral no contempla regulación alguna en ese sentido. “Vamos a reírnos mucho, pero no nos va a ayudar a razonar bien nuestro voto. Las nuevas tecnologías no están haciendo un aporte significativo a la democracia mexicana, precisó.

Con la premisa de Yarto, se dejó venir una avalancha de contenidos, algunos más entretenidos que otros. Desde el proceso de precampañas al interior de los partidos, hasta aterrizar en el ‘Ricky Riquín Canayín’ de ‘ya sabes quien’ o en las desafortunadas intervenciones de Purificación Carpinteyro en los debates entre candidatos a la jefatura de gobierno de la Ciudad de México.

De este modo los candidatos han apoyado un gran peso de la popularidad de sus campañas en la comedia, esto para lograr ser conocidos por sus potenciales votantes. La idea, según Arturo González, director de Posgrado en la Facultad de Ciencias de la Comunicación de la UANL, es que el candidato se mantenga presente y expuesto de manera constante ante su público.

Así vemos cómo campañas enteras pudieran aparecer como una oda completa a la comedia electoral, contraste con la idea más conservadora de las campañas de comicios pasados, para prueba, los debates organizados por el INE y sus dependencias locales, que según usuarios de redes sociales dejan más memes que expectativas sobre el perfil de los candidatos.

Expertos en política han tomado como referente el escenario de la campaña política que vio como vencedor a Trump para asegurar que la popularidad que dan los memes y las ‘fake news’, en ocasiones superan el espectro de lo positivo o lo negativo y solo mantienen la imagen de ciertos candidatos fresca en el la ciudadanía.

¿Pasará lo mismo en México?

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

Reporte Espejo