Ecología

¿Refinerías?… Lo de hoy es el nopal | Mexicanos crean combustible económico y ecológico con cactáceos

Mientras el tema energético se ha convertido en un tópico nacional debido a las opiniones cruzadas sobre los combustibles convencionales, en el país surgen interesantes propuestas como la de Nopalimex, la única empresa de biogás en el mundo que es capaz de sustituir la gasolina para generar energías eléctrica y calorífica. Esta compañía es en su […]

Mientras el tema energético se ha convertido en un tópico nacional debido a las opiniones cruzadas sobre los combustibles convencionales, en el país surgen interesantes propuestas como la de Nopalimex, la única empresa de biogás en el mundo que es capaz de sustituir la gasolina para generar energías eléctrica y calorífica. Esta compañía es en su totalidad mexicana y ha sido premiada  internacionalmente por su eficacia, además de despertar el interés de un gran número de inversionistas extranjeros.

Este proyecto ya ha sido reconocido con el Premio Nacional del Trabajo, otorgado por la Presidencia de la República y la Secretaría del Trabajo y Previsión Social. La idea surgió al observar la materia prima más importante de la zona, las plantas de nopal, en el municipio de Zitácuaro en Michoacán. Y sus creadores aseguran que le toma no más de medio año a estas cactáceas convertirse en energéticos vegetales.

Y la alternativa responde al problema de la exportación de petróleo y la importación de gasolina que tanto afecta a la economía de los mexicanos. Estos emprendedores mexicanos señalan que instalar 100 hectáreas de biorefinería requiere una inversión de 80 millones de pesos y a cambio ofrece energías limpias y a precios hasta 40 por ciento más bajos: un metro cúbico de biogás Nopalimex que equivale a un litro de gasolina y que además no contamina, se vendería en 12 pesos, contra los cerca de 20 que se pagan hoy por el combustible.

La adaptación del tanque de los automóviles para comenzar a utilizar el biocombustible mexicano cuesta alrededor de 25 mil pesos, pero los emprendedores plantean esquemas de financiamiento a fin de que los consumidores paguen el equipo cada vez que acudan a la estación a cargar el equivalente a la gasolina.

Existen propuestas de llevar el modelo de esta empresa al extranjero, pero la idea de los propietarios es intentar expandirla por México, llamar la atención de las autoridades para que estas apuesten por estas alternativas que funcionan de manera efectiva y generan mejores expectativas económicas para el país.

 

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas