Opinión

¿Dónde quedó el Atlas de Riesgos de Culiacán?

Cada vez que hay afectaciones por lluvias en Culiacán surgen las interrogantes de dónde está el Atlas de Riesgo y qué utilidad tiene después de la inversión que se hizo para elaborarlo, sin que nadie responda en tal indiferencia que configura actos de negligencia que están costando muchas vidas humanas.

Estos mapas que determinan las zonas de la ciudad que no deben ser pobladas debido al peligro que representan, se han perdido de mano en mano desde que le fueron entregados en septiembre de 2011 al entonces gobernador Mario López Valdez, requiriendo para su elaboración 2.7 millones de pesos y actualizados durante el gobierno municipal que encabezó Sergio Torres, con otra inyección de un millón de pesos en recursos públicos.

El caso es que los daños ocasionados la semana pasada por la depresión tropical 19-E han vuelto a traer a la discusión pública las dudas sobre el paradero de los 76 mapas interactivos de los fenómenos naturales y simulaciones de siniestros elaborado por el Centro de Investigación y Análisis del Territorio.

En tanto alguien los localiza, tal vez sea el próximo alcalde Jesús Estrada Ferreiro que promete los encontrará, ninguna autoridad anterior o en funciones ha sido llamada a responder por tales omisiones que derivan en tragedias por inundaciones en la capital sinaloense, hechos que de acuerdo a la Ley de Protección Civil constituyen el delito de negligencia criminal.

¿Hay alguien que responda?

El Efecto ESPEJO es parte de nuestro boletín de noticias. Suscríbete y recibe los hechos más relevantes de Culiacán, Sinaloa y el mundo directo a tu correo electrónico.

[wysija_form id=”1″]


Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

    Reporte Espejo