Política

Golpe a Cuen | ¿En dónde deja al PAS la ‘traición’ de ‘Chenel’?

La renuncia de Chenel Valenzuela a la bancada del PAS no solo dejó al partido de Héctor Melesio Cuen Ojeda con solo un diputado en la 63 Legislatura. La ‘traición’ llega más allá, pues el PAS quedará no solo con un diputado, sino también con una alcaldía en Sinaloa, además de que no tendrá voto en […]

La renuncia de Chenel Valenzuela a la bancada del PAS no solo dejó al partido de Héctor Melesio Cuen Ojeda con solo un diputado en la 63 Legislatura. La ‘traición’ llega más allá, pues el PAS quedará no solo con un diputado, sino también con una alcaldía en Sinaloa, además de que no tendrá voto en la Junta de Coordinación Política, lo que deja muy disminuido al Partido Sinaloense.

Entre las muchas sorpresas que han traído las primeras dos sesiones de la LVIII Legislatura, la renuncia de Chenel Valenzuela a la bancada del PAS para irse a la del PRD es una de las que más llama la atención por las consecuencias políticas que esta decisión puede traer para el partido que le dio la candidatura.

Con su peculiar estilo y personalidad, este martes José Manuel Valenzuela anunció su ruptura con el Partido Sinaloense, por el cual ganó la diputación por el distrito IX durante las pasadas elecciones. “Es una decisión que yo tomo, asumo la responsabilidad, ojalá finalmente también entiendan mi situación que tengo derecho a decidir”, dijo el legislador que también fue alcalde de Angostura en dos ocasiones por diferente partido.

 

LO DIJO:

“Yo hablé con él (Melesio Cuen) ahorita, personalmente de allá vengo… se encabronó y me dijo que es una traición y me dijo muchas cosas”.

—José Manuel Chenel Valenzuela. Diputado local.

Algo lo cautivó

Luego de darse a conocer la decisión, Héctor Melesio Cuen Ojeda declaró que “hay restas que suman” y que “algo lo cautivó en otro lado” para irse de una bancada a otra.

 

LO DIJO:

“Nosotros dimos todo por él… en su momento el PAS le dio dos candidaturas y nos la jugamos con todo e incluso dándole a él la candidatura a la diputación local”.

—Héctor Melesio Cuen Ojeda. Presidente del Partido Sinaloense.

 

Por su parte, la ahora única diputada local por el Partido Sinaloense y también esposa del presidente del partido,  Angélica Díaz de Cuen, dijo que la renuncia de Chenel a la bancada del PAS no le quita el sueño al partido y que ella vale por dos e incluso más.

“Mi trabajo va a ser más fuerte, más contundente, vengo con más seguridad, con más experiencia, con muchas ganas de trabajar”, dijo.

 

¿Qué pierde el PAS?

Sin embargo, el golpe de Chenel hacia Cuen Ojeda implica mucho más que la pérdida de un asiento en el Congreso del Estado y condena al Partido Sinaloense a transitar por una 63 Legislatura sin la posibilidad de integrar un grupo parlamentario, lo que le quita la oportunidad no solo de tener un voto en la Junta de Coordinación Política (Jucopo), sino que además le quita la posibilidad de acceder a mayores recursos y prerrogativas.

Luego de alcanzar su cenit al lograr ser segunda fuerza política en Sinaloa durante las pasadas elecciones por la gubernatura y ser el orgullo de Cuen Ojeda, quien llegó a señalar que el PAS era “el único partido en el país que crece, crece y crece” elección tras elección, diversas circunstancias han ido restando fuerza a este bastión político, pues al llamado tsunami electoral generado por Andrés Manuel López Obrador, se pueden sumar episodios desafortunados como el pleito con el diario Noroeste y medios supuestamente financiados por la UAS y el PAS, durante las campañas electorales, y los diversos avisos de Rubén Rocha Moya hacia Cuen Ojeda con respecto a que una vez en el Senado de la República le sacaría las manos de la Casa Rosalina.

 

Caída en cámara lenta

Luego de fundarse en el 2012, debutar como partido en las elecciones estatales del 2013 y posicionarse como tercera fuerza política por delante del PRD y el PAN, el Partido Sinaloense ha logrado llevar a su fundador Héctor Melesio Cuen Ojeda a la alcaldía de Culiacán, además de permitirle obtener las candidaturas al Senado en dos ocasiones y a la gubernatura en el 2016.

Sin embargo, hoy el PAS se queda tan solo con un diputado, una alcaldía (la de Mocorito) y un fuerte dolor de cabeza.

 

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas