Culiacán

#HalloweenAlterado | Los disfraces culichis para la Noche de Brujas se pintan solos

Si bien a lo largo y ancho del planeta, Halloween es una celebración que comúnmente se presta para la realización de los famosos concursos de disfraces, los culichis se pintan solos para destacar entre el resto. La costumbre de disfrazarse para Halloween tiene raíces celtas, aunque luego fue adaptada por la cultura anglosajona. Las noches […]

Si bien a lo largo y ancho del planeta, Halloween es una celebración que comúnmente se presta para la realización de los famosos concursos de disfraces, los culichis se pintan solos para destacar entre el resto.

La costumbre de disfrazarse para Halloween tiene raíces celtas, aunque luego fue adaptada por la cultura anglosajona. Las noches de invierno de hace cientos de años representaban una amenaza a la gente. Su oscuridad le provocaba mucho miedo porque creían que en la noche de Todos los Santos (All Hallows’ Eve), los muertos cobraban vida y se convertían en fantasmas, en momias, en brujas, etcétera. La gente pensaba que se los encontraría por las calles si salían de sus casas.

Como no todos podían permitirse quedar encerrados en casa toda la noche, los que salían creían que disfrazándose no serían reconocidos por los fantasmas. Por lo que usaban máscaras, capuchas, con el propósito de despistar a los fantasmas en su búsqueda de espíritus.

Las primeras celebraciones en Estados Unidos incluían fiestas públicas en las que los vecinos compartían historias de muerte y fantasmas, adivinaban la suerte, bailaban y cantaban.

Hoy en día el panorama es diferente para la mayoría; los jóvenes ya no se disfrazan para asustar (bueno, no la mayoría), ahora el objetivo principal durante la noche de Halloween es competir en los famosos concursos de disfraces que se celebran en todo el mundo como parte ya de una tradición durante las fiestas.

Como toda celebración internacional, al momento de tocar tierras culichis, los concursos de disfraces se convierten en todo un espectáculo. Desde aquellos disfraces elaborados desde hace 6 meses atrás, hasta aquellos que se encuentran en el supermercado, todo tiene un toque de misterio y terror que cautiva a las desaventuradas almas que vagan por las calles de Culiacán.

Y el motivo no es menor pues los premios por lo general suelen ser bastante apetecibles para cualquiera que se dispone a concursar: desde dinero en efectivo para recuperar la inversión del disfraz, viajes a distintos lugares turísticos e incluso hasta automóviles.

Por lo general, son los disfraces con mayor tiempo de preparación los que se llevan los mejores premios, pero siempre existe un factor sorpresa que podría bien darse por parte de quienes califican el concurso.

Entre los culichis es común encontrarse con muchos disfraces del personaje de la película terrorífica más famosa de ese año, o bien del más popular. También es importante destacar que los personajes clásicos se mantienen, por lo que verás muchos vampiros, zombies, hombres lobo, etcétera. Es importante obviar también que debido a la narcocultura presente en Sinaloa, los disfraces de capos de la droga o que hacen referencia a esta, son de lo más común que encontrarás en las calles.

Por lo que si planeas usar alguno de ellos, es mejor que sepas que puedes darle algún giro que los haga más interesantes que permitan cautivar la atención de la mayoría de los asistentes y de los jueces.

 

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

    Reporte Espejo