Salud

Lo dice la ciencia | Limpiar chupones de bebés con saliva reduce el riesgo de enfermedades

Si piensas que lavar el chupón de tu bebé con agua cuando cae al suelo es la mejor opción para eliminar los gérmenes que lo infectan, deberías pensarlo dos veces. Un reciente estudio realizado en Estados Unidos demostró que si lo limpias con saliva, podrías proteger a tu pequeño de enfermedades como el asma o las […]

Si piensas que lavar el chupón de tu bebé con agua cuando cae al suelo es la mejor opción para eliminar los gérmenes que lo infectan, deberías pensarlo dos veces. Un reciente estudio realizado en Estados Unidos demostró que si lo limpias con saliva, podrías proteger a tu pequeño de enfermedades como el asma o las alergias.

La organización de atención médica Henry Ford Health System de Michigan presentó un estudio en la reunión del Colegio Americano de Alergias, Asma e Inmunología, en el que señala que los padres reducen los riesgos de desarrollo de alergias en los organismos de los bebés, transfiriendo los microbios orales saludables que contribuyen a la estimulación del sistema inmunológico de los niños.

En el análisis participaron 128 madres que respondieron a la pregunta de cómo limpiaron el chupón de sus bebés, las tres respuestas más recurrentes fueron esterilizar el chupete en agua hirviendo o en el lavavajillas, limpiarlo con agua y jabón y chuparlo, siendo esta última la opción que tuvo mejores resultados para desinfectar y proteger a corto y largo plazo la salud de los pequeños.

Los investigadores compararon los niveles de inmunoglobulina (IgE) de los bebés al nacer, a los seis meses y a los 18, para cada uno de los métodos y encontraron que “los bebés cuyos chupetes fueron limpiados con saliva de sus padres, tenían niveles más bajos de IgE entre los 10 meses y los 18 meses”.

 

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas