Opinión

Efecto ESPEJO | Adiós a Enrique Peña Nieto, sin poder darle las gracias

En su última gira de trabajo en Sinaloa como presidente de México, Enrique Peña Nieto inspira más a recriminaciones que a reconocimientos. Sin pasar por alto que apoyó mediante la inversión pública la detonación de proyectos como la presa Santa María, la carretera Mazatlán-Durango y el gasoducto Texas-Sinaloa, quedó debiendo en la obra física la […]

CIUDAD DE MÉXICO, 15MAYO2016.- El Presidente de México Enrique Peña Nieto encabezó la celebración del Día de los Maestros, ante decenas de profesores en el salón Adolfo López Mateos de la residencia oficial de Los Pinos.
FOTO: MOISÉS PABLO /CUARTOSCURO.COM

CIUDAD DE MÉXICO, 15MAYO2016.- El Presidente de México Enrique Peña Nieto encabezó la celebración del Día de los Maestros, ante decenas de profesores en el salón Adolfo López Mateos de la residencia oficial de Los Pinos. FOTO: MOISÉS PABLO /CUARTOSCURO.COM

En su última gira de trabajo en Sinaloa como presidente de México, Enrique Peña Nieto inspira más a recriminaciones que a reconocimientos.

Sin pasar por alto que apoyó mediante la inversión pública la detonación de proyectos como la presa Santa María, la carretera Mazatlán-Durango y el gasoducto Texas-Sinaloa, quedó debiendo en la obra física la modernización de la terminal marítima de Mazatlán, la zona conurbada Culiacán-Navolato y el gran proyecto de drenaje pluvial en las principales ciudades, mientras en lo social presenta malas cuentas en seguridad pública y combate a la corrupción.

A los gobernantes hay que medirlos por las aportaciones a la construcción de buenos gobiernos desde la edificación de valores, bienestar social, beneficios en educación, salud y mejores empleos en vez de populismo atroz; la obra pública no deja de ser un mero ejercicio administrativo de repartición de presupuestos y definición de prioridades.

Al inaugurar ayer la base militar El Sauz, Peña Nieto remarcó la rendición de las autoridades civiles en la lucha contra el crimen organizado y la continuidad de la estrategia para que el Ejército se haga cargo de enfrentar la violencia que seguirá siendo el problema que mayor angustia le causa a la población.

El desfile castrense de hoy por las calles centrales de Culiacán constituye la redundancia del mismo plan de seguridad pública e igual temor ciudadano de que prosiga sin dar los resultados esperados.

Por eso los sinaloenses sí le podemos expresar un lacónico adiós a EPN, pero no un emotivo agradecimiento.

El Efecto ESPEJO es parte de nuestro boletín de noticias. Suscríbete y recibe los hechos más relevantes de Culiacán, Sinaloa y el mundo directo a tu correo electrónico.

[wysija_form id=”1″]


Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas