Salud

Tonsilolitos | Las piedras en tus amígdalas que podrían estarte causando ese mal sabor de boca

Algunas personas sufren de este padecimiento y no todos saben porqué, sin embargo, es un hecho que ha estado presente desde hace muchísimo tiempo aunque no se hablara tanto de ellos. Los tonsilotitos o piedras tonsilares son una especie de cálculo formado en tus amígdalas y se caracterizan por tener una consistencia parecida a la […]

Algunas personas sufren de este padecimiento y no todos saben porqué, sin embargo, es un hecho que ha estado presente desde hace muchísimo tiempo aunque no se hablara tanto de ellos.

Los tonsilotitos o piedras tonsilares son una especie de cálculo formado en tus amígdalas y se caracterizan por tener una consistencia parecida a la de una piedra y ser de color blanco-amarillento (por lo general), su tamaño puede ir desde ser apenas visibles hasta tener un tamaño parecido al de una pequeña, algo grande si consideramos que estas se encuentran en tu boca por mucho tiempo.

Es importante aclarar que si se llegan a presentar no hay porqué alarmarse, estos cálculos son totalmente benignos, aunque sí pueden causar otros problemas un tanto incómodos para las personas que los sufren.

¿Cómo se forman?

Estas formaciones se originan cuando se acumula comida en esa zona de la garganta, donde luego las bacterias comienzan a proliferar junto a las células muertas, esto acompañado de la mucosidad que por naturaleza se acumula en las amígdalas.

Como ya dijimos anteriormente, no son malignos pero si son la principal causa de halitosis (mal aliento). Cuando llegan a tener un tamaño grande también pueden causar odinofagia (dolor al ingerir alimentos) y disfagia (dificultad para ingerir alimentos).

¿Qué los causa?

Hasta el día de hoy ha sido difícil descifrar que los causa ya que no son muy comunes, sin embargo, estudios médicos indican que  una de las principales causas podría ser la mala higiene dental, sobre todo al no usar enjuagues bucales, también son comúnmente encontrados en pacientes que sufren de problemas rinofaríngeos.

Otras de las causas podrían ser los residuos de la acción de las enzimas en los alimentos retenidos. Estos pueden provocar capas de bacterias alrededor de las partículas de alimentos que luego se atrapan en los espacios de las amígdalas. Las bacterias orales. La hiperfunción de las glándulas salivales. La secreción de mucosidades. Leucocitos (glóbulos blancos) muertos. También el fumar sin filtros.

Tratamientos

Los tonsilolitos pueden extirparse fácilmente con ayuda de algún hisopo, solo basta con presionar con un poco de fuerza las amígdalas y estas saldrán casi de manera inmediata, también suelen salir de manera natural cuando el paciente realiza algún esfuerzo grande.

Un tratamiento casero muy común es hacer gárgaras con agua salada. Se necesita hervir el agua con dos cucharadas de sal de mesa, cuando la solución se vuelva tibia, hacer gárgaras con la misma. El proceso debe ser repetido al menos 3 veces al día, para aliviar el malestar.

Tratamiento médico: Si la persona sufre de fiebre o experimenta dificultad al tragar, es necesario pedir ayuda médica. Pues puede ser posible que requiera antibióticos y pastillas anti-inflamatorias.

La extirpación de las amígdalas es recomendada solo por los médicos cuando la persona ha lidiado con los tonsilolitos por demasiado tiempo y ningún tipo de tratamiento le ha beneficiado.

Recomendaciones:

• No dejar que las infecciones de la garganta o de la nariz sin tratar por mucho tiempo, así se evita que se infecten las amígdalas.
• Mantener un aseo bucal estricto ayuda a reducir las posibilidades de una infección por bacterias.
• Si tú o algún miembro de tu familia sufren de continuas infecciones en las amígdalas e incluso mal aliento y por más tratamientos realizados no se ha solucionado, esta puede ser la causa de todos sus males. Consulte a su médico para saber más al respecto.

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas