Familia

Proyecto Alumbra | Violencia sexual infantil en México: ¿Quién detiene el horror?

El infierno ahí está, soterrado y silencioso, aterrador y preocupante, vomitivo. Un infierno incluso negado por la autoridad. En México, actualmente, 5 millones de niñas y niños sufren de violencia sexual. El médico le preguntó a “María” si quería irse del hospital. La niña le dijo que no. “No me quiero ir nunca del hospital…” […]

El infierno ahí está, soterrado y silencioso, aterrador y preocupante, vomitivo. Un infierno incluso negado por la autoridad. En México, actualmente, 5 millones de niñas y niños sufren de violencia sexual.

El médico le preguntó a “María” si quería irse del hospital. La niña le dijo que no.

“No me quiero ir nunca del hospital…”

María no quería volver a su hogar. Porque en su casa el pavor la violentaba con frecuencia. No quería irse porque en la cama del hospital nadie la lastimaba, porque cuando se bañaba nadie la toca.

No quería irse del hospital.

MIREYA

Mireya denunció a su esposo por haber violado a sus hijos. Emprendió una batalla legal dolorosa. Cuando creyó que obtendría justicia, la sentencia del juez fue a favor del abusador.

Mireya, sin saber qué hacer, decidió que la única forma de proteger a sus hijos era un suicidio conjunto. La única que sobrevivió fue la abuela materna, quien actualmente está en prisión.

EL BEBÉ Y “QUÉ LES VAMOS A DAR”

De los últimos casos que ha documentado la autoridad es el de un bebé de 6 meses de nacido. En el sector Salud se detectó que fue violado por su padre.

“Es un crimen que está afectando el día de hoy en este país a 5 millones de niñas, niños y adolescentes, 5 millones es más que toda la población de Uruguay. Hay 5 millones víctimas de violencia sexual. ¿Qué respuesta les vamos a dar?”, dijo la senadora Josefina Vázquez Mota al inaugurar el foro de Violencia Sexual Infantil y Adolescente en el Instituto MIA de Culiacán.

El dato de los 5 millones lo ofrece la Asociación para el Desarrollo Integral de Personas Violadas (ADIVAC), que ha documentado que 1 de cada 10 delitos se denuncian y menos del 2 por ciento llega a juicio.

De acuerdo a cifras de Early Institute más del 60 por ciento de estos delitos se cometen en el hogar de la víctima y 4 de cada 10 son menores de 15 años de edad. La mayoría de ellos son cometidos por familiares y conocidos de la familia.

ALUMBRA Y SU DIAGNÓSTICO

Alumbra es un proyecto canalizado a buscar datos, cifras sobre esta realidad soterrada en la sociedad mexicana.

Y Sinaloa también oculta su parte. No hay números que describan ese infierno. El sector Salud ha sido omiso en el tema, ha denunciado en diversas ocasiones Priscila Salas, presidenta del colectivo “No se metan con nuestras hijas”.

“No tenemos información suficiente, que es uno de los grandes retos que tenemos que hacer en todas las materias… El cerebro de un niño que sufre violencia es muy diferente al cerebro de un niño que tiene un desarrollo sano”, dijo Vázquez Mota.

El déficit de información es histórico respecto a este tema, aceptó Abraham Madero Márquez, director de Early Institute, impulsor del proyecto Alumbra.

Hasta septiembre de 2019 se han denunciado 38 mil 357 delitos sexuales en todo el país, lo que representa un 63 por ciento más en los últimos cuatro años.

“Es la pequeña punta del iceberg: 63 por ciento de aquello que llega a las procuradurías; es solo lo que llegó representa un aumento del 63 por ciento de 2015 a la fecha”.

En 2018 se denunciaron 41 mil 955 delitos de tipo sexual: violación simple 28 por ciento, abuso sexual 44 por ciento, violación equiparada o agravada 7 por ciento, acoso sexual 6 por ciento, hostigamiento sexual 3 por ciento.

Conforme Alumbra fue avanzando, las cifras de violencia sexual infantil y adolescente emergieron de diferentes flancos. “Por desgracia fuimos encontrando más indicadores”, dijo Madero Márquez.

Las siguientes cifras solamente tienen que ver con menores de edad:

Corrupción de menores: mil 393 casos (69 por ciento niñas). Trata de personas: 234 (63 por ciento niñas). Rapto: 92 (99 por ciento niñas). Feminicidios: 87 casos.

Lesiones: 12 mil 921 víctimas (37 por ciento niñas). Tráfico de personas: 20 víctimas (50 por ciento niñas). Secuestro: 139 víctimas (32 por ciento niñas). Homicidios: 2 mil 899 víctimas (24 por ciento niñas).

Los estados con más altos registros son Nuevo León, Chihuahua y Nayarit.

ALUMBRA EN SALUD

El director de Early Institute abundó en que la labor del sector Salud es clave en el tema, que debe detectar y prevenir.

“Un tema clave en la medición, atención y prevención de la violencia sexual infantil se da en los hospitales. Ahí llegan más casos que los que podrían reflejarse en los sistemas de procuración de justicia”.

De la base de datos de egresos hospitalarios a nivel nacional, Alumbra detectó 464 egresos de hospitales por maltrato (incluye abuso sexual) en 2017.

Asimismo, 281 egresos relacionados con abuso sexual infantil en 2017, de los cuales el 84 por ciento son niñas (34 por ciento más desde el 2010). Otro indicador es: 747 egresos de menores con enfermedades de transmisión sexual, la mayoría presuponen violencia a menores.

En 2017 también se detectaron 164 mil 214 partos de madres de niñas y adolescentes en México, de las cuales 9 mil 748 tienen entre 10 y 14 años de edad, además de 21 defunciones por agresión sexual.

En Sinaloa, Semáforo Delictivo informa que en 2018 y 2019 se han denunciado 348 violaciones, pero no se especifica cuántos casos son de menores de edad.

Josefina Vázquez Mota señaló que la gran mayoría de los casos se denuncian 10, 20, 30 y hasta 40 años después de cometidas las agresiones. Por eso la propuesta legal es el delito no prescriba.

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

    Reporte Espejo