Mascotas

Las mascotas no son un objeto | Regalar animales en navidad; una práctica inconsciente

La navidad está cerca y aunque regalar un compañerito del reino animal pudiera ser una idea creativa, diversas organizaciones en todo el mundo se oponen a esta práctica que pone en riesgo la vida de muchos animales que sí terminan siendo adoptados pero sin recibir los cuidados necesarios. El Refugio Omeyocan, Comienzo a una nueva […]

La navidad está cerca y aunque regalar un compañerito del reino animal pudiera ser una idea creativa, diversas organizaciones en todo el mundo se oponen a esta práctica que pone en riesgo la vida de muchos animales que sí terminan siendo adoptados pero sin recibir los cuidados necesarios.

El Refugio Omeyocan, Comienzo a una nueva Vida, A.C. lanza un llamado a la ciudadanía a reflexionar sobre la vida de los animales que se ven utilizados como objetos durante estas fechas, destinándolos en muchos casos a una vida que dista mucho de ser digna.

Si bien el Inegi indica que 57 de cada 100 mexicanos tienen mascota, también señala que sólo el 30% de los animales de compañía en México cuentan con un hogar, ya que el 70% de la población total, que se estima superior a los 25 millones, vive en situación de calle.

Las principales razones por las que se da el abandono en esta temporada es debido a que los nuevos dueños descubren que el perro, gato u otro animalito no eran el regalo deseado, pues requiere de una inversión económica en su salud y alimentación, tiempo de paseo, juego, aseo y entrenamiento; aunado a que en el periodo de adaptación al nuevo hogar, que en promedio se da a los 3 meses de estancia, suelen ocurrir los comunes destrozos de objetos, situación que incluso puede generar los primeros casos de violencia en su contra.

Antes de adoptar o regalar una mascota debes preguntarte:

  • ¿El hogar tiene el espacio suficiente para que el nuevo miembro de la familia no viva en hacinamiento?
  • ¿Las condiciones económicas de mi hogar permiten un desembolso adicional de al menos mil pesos mensuales para su alimentación y atención médica?
  • ¿Todos los miembros de la familia poseen condiciones de salud aptas para atender y tener animales de compañía?
  • ¿En mi hogar respetamos la vida y no fomentamos ni vivimos ningún acto de violencia?
  • ¿La mayoría de los miembros de mi familia están de acuerdo en la llegada de un animal de compañía?
  • ¿Estoy comprometido con darle cuidado, atención, educación y amor durante al menos 15 años?
  • ¿Consideramos al animal de compañía como un miembro más de la familia, por lo que nunca lo abandonaremos?

Expertos recomiendan que si en estas fechas las personas encuentran a animales en abandono o en condiciones de maltrato, reporten estos casos a las autoridades competentes en cada entidad o bien se pida el apoyo a las ONG’s de rescate animal.

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas