Culiacán

Balas perdidas | Del “creo que me dieron” al “nomás sentí el golpecito”

De los cinco casos registrados, solamente uno es atendido por petición de la familia. El joven lesionado permanece en estado delicado. Rey David dijo creo que me dieron. Se refería al impacto que sintió en el abdomen. Pero a él lo conocen por bromista. Por eso nadie le creyó. Estaba en el convivio familiar, recibiendo […]

De los cinco casos registrados, solamente uno es atendido por petición de la familia. El joven lesionado permanece en estado delicado.

Rey David dijo creo que me dieron. Se refería al impacto que sintió en el abdomen. Pero a él lo conocen por bromista. Por eso nadie le creyó.

Estaba en el convivio familiar, recibiendo el nuevo año, el veinte veinte: la nueva década. Y Culiacán era un “tronadero” por todos lados. Tronaban cuetes y disparos. Más disparos que los primeros.

A Rey David le creyeron hasta que se derrumbó, desangrándose. Lo levantaron y lo trasladaron al Hospital Civil, donde, cuatro días después del suceso, su estado de salud se reporta como delicado.

Actualmente los familiares solicitan donadores de sangre, quienes pueden dirigirse directamente al hospital o al número de teléfono 66 74 07 07 33.

APOYAN A FAMILIA

“Es un chavo que estaba celebrando con su familia; tenía una celebración como muchos de nosotros, afuera. No sé si era una carne asada, estaban conviviendo afuera, tranquilos y de repente el chavo dijo ‘creo que me dieron’. Está internado en el Hospital Civil”, dijo Óscar Fidel González Mendívil.

El titular de la Comisión Estatal de Atención Integral a Víctimas del Delito de Sinaloa señaló que es el único caso, de los cinco reportados en Sinaloa, en el que han intervenido.

Refirió que por el momento el apoyo consiste en asumir los gastos generados por la atención médica en el Hospital Civil.

“A la familia la vamos a asesorar en el tema legal, pero lo más urgente para ellos es el pago de los gastos hospitalarios y las medicinas.”

ME CAYÓ DE UNA

En whatsapp circula un video en el que aparece una joven herida por un rozón de bala perdida.

La joven, identificada como Karol, se toma el cráneo del lado derecho con sus manos mientras la sangre le escurre; los familiares la atienden y ella les pide que se tranquilicen.

“No pasa nada. Estoy bien. Cálmese mami, no pasa nada. Es que no me dolió, nomás sentí el golpecito y me metí rapidito. Me cayó de una; no lo sentí. Pensé que me habían tirado con algo”, dice.

Entre la atención de los presentes se escucha la voz de una mujer que reclama: “Les estoy diciendo métanse…”

NARCOCIUDAD

“Esta puta narcociudad no tiene remedio. Miles y miles de balas disparadas en sólo unos minutos como si estuviésemos en guerra…”, publicó en su página de Facebook, la artista sinaloense Rosa María Robles.

Y remató su mensaje diciendo “vivimos entre miserables armados hasta los dientes. Mejor largarse de aquí”.

CUATRO CASOS MÁS

De los otros cuatro casos de heridos por bala perdida durante el festejo de año nuevo, González Mendívil indicó que las lesiones no eran graves y que cuando les preguntaron si querían el apoyo se negaron a recibirlo.

Dijo que pese a este primer rechazo, la Comisión de Atención Integral a Víctimas estará atenta por si más adelante requieren algún tipo de apoyo porque se generan cuestiones legales a raíz de estos incidentes.

SALUD: UN CASO

El 2 de enero pasado, en una entrevista, el secretario de Salud en Sinaloa, Efrén Encinas Torres, aseguró que solamente registraron un incidente por arma de fuego y que la persona lesionada fue atendida en la sindicatura de Eldorado.

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

Reporte Espejo