DATA ESPEJO

En Sinaloa, más presupuesto a partidos que a la atención a desastres naturales

En 2018, el impacto de la Depresión Tropical 19-E costó 3,182 millones de pesos. Para 2020, el Gobierno de Sinaloa presupuestó 16.1 MDP para la atención de Desastres naturales, apenas el 0.50%. Cinco partidos gastarán 122 MDP el año que inicia. ¿A qué asignarle más presupuesto? ¿A acciones para el cambio climático, o a un […]

En 2018, el impacto de la Depresión Tropical 19-E costó 3,182 millones de pesos. Para 2020, el Gobierno de Sinaloa presupuestó 16.1 MDP para la atención de Desastres naturales, apenas el 0.50%. Cinco partidos gastarán 122 MDP el año que inicia.

¿A qué asignarle más presupuesto? ¿A acciones para el cambio climático, o a un fondo para atender la infraestructura dañada por desastres naturales, o a los partidos políticos?

No debería ser una menuda disyuntiva. Obvio que debemos tomar acciones para prevenir mayores impactos del cambio climático, el cual a su vez hace menos previsibles y más agresivos a los desastres naturales y los cuales, a su vez, dañan la infraestructura pública.

La lógica de la administración pública es distinta. Para 2020, el gobierno de Sinaloa, encabezado por Quirino Ordaz Coppel, programó un gasto dos veces mayor para partidos políticos que para acciones contra el cambio climático.

Y casi 8 veces mayor al presupuesto asignado a la atención de desastres naturales.

Si lo vemos de otra manera, es decir, si sumamos los totales, tenemos que, del 100 por ciento sumado por los tres conceptos, el total es de 203,596,461 pesos.

De ese total, el 60% es para cinco partidos políticos: Morena, PRI, PAN, PAS y PT. El 32% es para el combate al cambio climático y, el restante 8% es para la atención de desastres naturales.

Lee más: ¿Cuánto? | Aprueban 125 MDP para partidos

Incluso, PRI, Morena y PAN rebasan, cada uno por su cuenta, el presupuesto destinado para atender la infraestructura dañada por desastres naturales.

Un solo fenómeno natural costó a los sinaloenses y mexicanos 3,182 millones de pesos, cantidad equivalente al 0.8 % del Producto Interno Bruto de la entidad.

Así inicia el reporte Impacto Socioeconómico de los Principales Desastres Ocurridos en la República Mexicana en 2018, del Centro Nacional de Prevención de Desastres Naturales.

Si bien, el Gobierno sinaloense recurre al Gobierno federal, a través del Fonden, para la atención de las consecuencias de un desastre nacional, lo cierto es que 16,150,486 de pesos presupuestados para la atención de Desastres Naturales para 2020 equivale al 0.50% de lo que costó la Depresión Tropical 19-E ocurrida el 19 y 20 de septiembre de 2018 en el norte de Sinaloa.

El diagnóstico del Cenapred arroja que el mayor impacto se visualizó en la escala social, las pérdidas y daños en vivienda, educación, salud, infraestructura hidráulica, cultura y deporte, representaron el 48.4% del total.

El segundo sector más afectado fue el económico, indica, pues el monto sobrepasó los 803.7 millones de pesos, mientras que, en el sector productivo las pérdidas ascendieron a los 791.8 millones de pesos.

Los sectores individuales más afectados fueron infraestructura hidráulica con 1,329.8 millones de pesos, 41.8% del total, y el sector de comunicaciones y transportes con alrededor de 754.9 millones de pesos, lo que correspondió al 23.7% del total.

“La infraestructura hidráulica fue el sector más afectado, ya que el monto de daños y pérdidas representó el 41.8% del total de la entidad, con más de 1 329.7 millones de pesos”, describe el Cenapred.

“El monto para atender los efectos de la DT 19 en la infraestructura urbana se estimaron en 2.2 millones de pesos, de los que el 96% fueron daños y el restante 4% pérdidas”.

Por lo pronto, Ordaz Coppel ya presupuesto 16 millones de pesos para lo que se ofrezca en materia de previsión para Atender daños a la infraestructura pública estatal por desastres naturales.

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

Reporte Espejo