Ciudadania

Letra muerta | Maltrato animal, el delito que nadie investiga en Sinaloa

En Sinaloa nadie investiga, mucho menos castiga, el maltrato animal. La Ley estableve multas y prisión pero activistas acusan que en el Ministerio Público no tienen un solo caso registrado. Mientras que las asociaciones animalistas reciben de 20 a 30 reportes diarios, solamente en Culiacán. Tipificado como delito en el Código Penal desde el 2016, […]

En Sinaloa nadie investiga, mucho menos castiga, el maltrato animal. La Ley estableve multas y prisión pero activistas acusan que en el Ministerio Público no tienen un solo caso registrado. Mientras que las asociaciones animalistas reciben de 20 a 30 reportes diarios, solamente en Culiacán.

Tipificado como delito en el Código Penal desde el 2016, el maltrato animal es un mal chiste en Sinaloa. Es un tema que se deja de lado, que nadie investiga, que los ministerios públicos se quitan de encima con “no hay elementos…”

Y así, se va al diablo cualquier intento de indagatoria.

Rebeca Uriarte Ordóñez, directora de la Fundación Laika Protectora de Animales A.C., ya perdió la cuenta del número de ocasiones que se ha plantado frente a ministerios públicos a interponer denuncias por maltrato animal.

Lo que sí sabe es que nunca le han hecho caso. Nunca ha logrado que se investigue un solo caso. Así, una y otra vez. Y nada.

“No se ha abierto ninguna carpeta de investigación. Ni un caso. No se recepcionan las denuncias porque dicen que no existen los elementos… Lo que pasa es que es un solo artículo el que está en el Código Penal y queda a interpretación del Ministerio Público. Ellos consideran no tener los elementos, pero ni siquiera hay un formato de averiguación previa para maltrato animal…”

En abril próximo se cumplirán cuatro años de que en Sinaloa se tipificó como delito el maltrato animal. Transcurrido este tiempo no hay una sola indagatoria. Mucho menos una persona en la cárcel por este tipo de hechos.

EL PAPEL DEL AYUNTAMIENTO

Y cuando “no hay elementos” para recibir la denuncia e iniciar la indagatoria correspondiente por maltrato animal, Rebeca Uriarte dice que las han enviado al área de Inspección y Vigilancia del Ayuntamiento.

“Nosotros hemos ido a denunciar. Nos dicen:’ no, vayan al Municipio’. Ellos (Ministerios públicos) solamente avientan la bola. Antes el Municipio daba seguimiento con nosotros como activistas, se acudía a la denuncia ciudadana, se llevaba una investigación, se citaba a las personas y ahora el Municipio para nada… Está haciendo caso omiso de lo que le mandata su reglamento”, dice Valeria Moreno, presidenta de la Asocación de Protección y Cuidado Animal del Infonavit Las Flores.

Por su parte, la presidenta de la Fundación Laika señala que el tema es serio. De acuerdo a su bitácora de reportes, la fundación recibe diariamente entre 20 y 30 reportes de maltrato y violencia animal tan solo en Culiacán.

Entre 20 y 30 reportes. Y aquello del artículo 364 del Código Penal del Estado de Sinaloa es letra muerta.

MALTRATO ANIMAL SE “CASTIGA” CON CÁRCEL

El artículo 364 del Código Penal del Estado de Sinaloa señala: Al que dolosamente cometa actos de maltrato o crueldad en contra de cualquier animal doméstico causándole lesiones se le impondrá de tres meses a un año de prisión y de cincuenta a cien días multa.

Resalta que si las lesiones ponen en peligro la vida del animal, se aumentará en una mitad la pena señalada en el párrafo anterior. “Si las lesiones causan la muerte del animal, se le impondrá de seis meses a dos años de prisión y de cien a doscientos días multa”.

El Código aclara que los actos de maltrato o crueldad son aquellos que provoquen un grave sufrimiento, la muerte no inmediata o prolonguen la agonía del animal, ya sea por las lesiones ocasionadas o el detrimento de su salud.

Para Rebeca Uriarte el asunto no es menor. El maltrato animal repercute más allá de una mascota muerta intencionalmente, de un perro callejero apaleado o quemado. Y abunda en ello:

“No ha habido un interés de trabajar en conjunto. No se ha dimensionado lo que es el tema. Volvemos a que es un tema de violencia, sí animal, pero repercute socialmente en todas las esferas”.

Las activistas llaman a la Fiscalía General del Estado a tomar con seriedad el tema del maltrato animal y al Ayuntamiento de Culiacán a asumir su responsabilidad al respecto.

FOCO ROJO: INFONAVIT LAS FLORES

Fundación Laika tiene identificado el sector Infonavit Las Flores, en Culiacán, como un foco rojo. Las integrantes de la agrupación protectora de animales han atestiguado muchos casos de maltrato.

En el Infonavit Las Flores a los perros y gatos (mascotas y callejeros) los decapitan, los desollan. Les dan veneno para que revienten.

“Es un problema recurrente. Ya se han dado casos de personas que cortan cabezas, que los destazan. Muchas situaciones. Hay realmente arraigado ahí un tema de violencia de maltrato animal y ninguna autoridad se ha acercado”, añade Uriarte.

El último caso registrado por Laika fue hace un mes, aproximadamente. El dato dice mucho: 17 animales fueron envenenados. Además, dos adultos y un menor que acudieron a auxiliar a sus mascotas sufrieron un ligero envenenamiento al inhalar los efluvios de los vómitos.

Rebeca Uriarte y Valeria Moreno indican que a los animales se les practicó un diagnóstico veterinario. El resultado fue que todos, los 17, fueron envenenados con sustancias sumamente agresivas que reventaron los intestinos de las mascotas.

“Uno de los menores al querer acariciar a su mascota mientras estaba vomitando, también tuvo un ligero envenenamiento”.

NO MURIÓ NADIE

A raíz de este envenenamiento masivo, un grupo de vecinos del Infonavit Las Flores acudió al Ministerio Público a interponer una denuncia. No los atendieron.

Los mandaron a la Unidad de Inspección y Vigilancia del Ayuntamiento de Culiacán. Tampoco les atendieron.

“Les dijeron que no había muerto ninguna persona. Pero al momento de poner en riesgo la vida de un animal, el Ayuntamiento tiene la obligación, según su reglamento de Protección Animal, de actuar”, menciona la presidenta de la Asociación de Protección y Cuidado Animal de ese sector.

Asegura que tienen sospechas de quién fue el responsable. De hecho, señalan que lo tienen identificado.

“Pero será la Fiscalía la que nos reciba la denuncia para que inicie las pesquisas y pueda integrar la carpeta de investigación…”

No murió nadie, les dijeron en el Ayuntamiento.

¿Y las mascotas qué?

 

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas