Transparencia

La UAS paga a medios extintos, páginas de 1,500 seguidores y empresas agrícolas

Una investigación de seis meses realizada a través de solicitudes de información pública, con la correspondiente negativa a abrir los datos que asumió el sujeto obligado, muestra la forma discrecional con la cual la Universidad Autónoma de Sinaloa gasta en publicidad oficial, asignando gran parte de ésta con favoritismos, sin justificar costo-beneficio. ESPEJO presenta el resultado periodístico como aportación al esfuerzo cívico para que se transparente la aplicación de recursos públicos en campañas caras que “maquillan” la imagen de servidores públicos, en este caso del rector Juan Eulogio Guerra Liera.

Marcos Vizcarra / Albaro Sandoval

La Universidad Autónoma de Sinaloa (UAS) ha ampliado su catálogo de medios de comunicación para publicitar las actividades académicas y del rector Juan Eulogio Guerra Liera, incluso con particulares, páginas web que ya no existen, páginas de Facebook con bajo alcance de seguidores, o asociaciones civiles.

ESPEJO obtuvo, a través de solicitudes de información pública, los convenios, facturas y evidencias para la contratación de publicidad oficial de parte de la Universidad, encontrando una falta de criterios para la contratación de la misma.

Los casos

Cada uno de los convenios que firmó la Universidad establece lineamientos específicos: tipo de actividades que los medios, periodistas o asociaciones deben cumplir, tiempos y requerimientos sobre la difusión de programas y acciones.

Por ejemplo, hay a quienes se les ha solicitado que se haga la difusión en los medios digitales de los comunicados de prensa emitidos por la Dirección General de Comunicación. Hay otros a quienes se les pide la elaboración de proyectos.

El sistema es distinto para cada medio, periodista o asociación.

Sitios que publican boletines

De esa forma, la UAS firmó convenios como el del sitio http://carlosavendano.com.mx/, en el que se puede encontrar información oficial de la Universidad, tal como se especifica en los lineamientos.

“Todo material entregado por parte del cliente al portal http://carlosavendano.com.mx/, incluyendo: fotos, videos, gráficos, boletines, etc., son propiedad del cliente y es material protegido por normas relativas a propiedad intelectual e industrial. quedando prohibido por parte del portal http://carlosavendano.com.mx/ para cualquier fin distinto al regulado en el presente contrato, así como por cualquier otro tercero”, se señala.

La información que difunde el sitio http://carlosavendano.com.mx/ puede ser consultada en su sitio oficial de Facebook, cuyo número de seguidores es de mil 500 personas.

Click en la imagen para ampliarla.

Por ese convenio se erogaron hasta 180 mil pesos, monto dividido en 12 mensualidades.

Bajo los mismos términos, la Dirección General de Comunicación firmó convenios con otros sitios como muertesubita.com.mx, representada por Jimena Aragón Ávila; alternativasinaloa.com, de Manuel Castaños; y photolosanoticias.com, de Carmen Aída Ochoa.

La Universidad también ha contratado espacio para la difusión de sus comunicados en páginas de Facebook, como el de Crápulas.mx, de Ricardo Espinoza de los Monteros Zazueta.

Click en la imagen para ampliarla.

La página cuenta con 7 mil 300 seguidores y ahí se puede encontrar información difundida por la UAS, como comunicados de prensa, posicionamientos y carteles hechos por la administración universitaria.

“La Universidad Autónoma de Sinaloa enviará boletines de publicidad para ser publicados y difundidos en la página web fanpage Crapulas.mx”, se indicó en el convenio.

Por ese trabajo y alcance, la Dirección General de Comunicación pactó 29 mil pesos mensuales en 2017, la misma cantidad en 2018 y 30 mil pesos mensuales en 2019, montos que se pueden observar como finiquitados en las facturas en poder de ESPEJO.

Lo mismo ocurrió con el sitio Entre Redes, de Roberto Ribeiro Bonner, que cuenta con 814 seguidores y que para 2018 firmó un convenio por 120 mil pesos dividido en 12 mensualidades, o con el sitio de Facebook Farándula Política en 2017, que dirigió Felipe Manzanárez, quien hoy ostenta el cargo de coordinador de asesores en el Ayuntamiento de Guasave.

Medios en proceso de extinción

Hay otros casos, como el de la empresa Avanzada Tec y Compañía Integral S.A. de C.V., representada en 2018 por Marco Vinicio Verdugo Verduzco, que hizo distintos convenios para publicitar a la Universidad en la revista afondo.mx, sitio que ahora se convirtió en Olegario.mx

Actualmente la empresa se encuentra en proceso de liquidación ante el Registro Público del Comercio.

Esa empresa ganó en 2018 hasta un millón 8 mil pesos dividido en 12 mensualidades por dos convenios; sin embargo, aunque el convenio especificó que debía hacer “servicios de difusión institucional”, no se cuenta con evidencia pública.

Ese año también se firmó un tercer y cuarto convenio, por 504 mil pesos cada uno con la misma empresa, bajo el concepto de “trabajos especiales de servicios de difusión institucional”, pero tampoco se cuenta con información de soporte para demostrar que se trabajó.

Otra empresa en proceso de liquidación es una de nombre Corporativo PRADSIN, representada por el abogado Armando Alberto Bernal Villegas, con sede en Culiacán.

En el convenio que se firmó se especificó que consistió en la transmisión de publicidad en los canales y horarios de bloqueo que tenga disponibles el prestador de servicios. Pero esa empresa no cuenta con canales de televisión ni de redes sociales.

La UAS firmó con Bernal Villegas un convenio por 417 mil 600 pesos, dividido en 12 mensualidades. A la fecha, la empresa, según consta en el Registro Público del Comercio, se encuentra en proceso de disolución.

Publicidad pagada a empresas de giro agrícola

La Universidad no solo contrató páginas de Facebook o medios en proceso de disolución, también incluyó empresas de giro agrícola.

Se trata de la firma Zaar del Pacífico S.A. de C.V., la cual se creó en 2018 y es dirigida por Gerardo Verdugo Leyva y Melissa Beatriz Guerrero Ruiz.

Esta empresa tiene el siguiente giro:

“La prestación de servicios técnicos y profesionales en materia agrícola, silvícola y agroindustrial; a la siembra, cultivo, reproducción, corte, comercialización, procesamiento, transformación, producción, suministro, distribución, almacenamiento, importación y exportación, de todo tipo de frutas, verduras, legumbres, árboles, plantas medicinales o de ornato, alimentos, semillas, abarrotes, productos comestibles, conservas, pulpas, jugos y toda clase de materias primas y mercancías relacionadas con la agricultura, silvicultura y ganadería y sus derivado; así como administrar y realizar con equipo propio o de terceros, la transportación terrestre, aérea y marítima de los mismos, incluyendo el establecimiento de canales de comercialización, bodegas y mercados propios”, según consta en el Registro Público del Comercio.

La UAS firmó dos contratos con la empresa, para que esta imprimiera y colocara espectaculares de la Universidad en distintos puntos del Estado. Por ese trabajo se le pagó 204 mil 965 pesos.

Del mismo modo, se contrató a la empresa Mozaku S.A. de C.V., cuya dirección es Juan de Dios Bátiz 240, interior B, en la Colonia Guadalupe. Esa dirección es similar a la de Zaar del Pacífico, solo que esta última empresa es con el número interior F, es decir, son vecinas.

El trabajo de Mozaku era el mismo al de Zaar del Pacífico y, de hecho, tiene el mismo objeto social que esa empresa, solo que esta es representada por Raúl Escobosa Amador, quien firmó cuatro contratos en 2019 con la UAS, teniendo una ganancia de 427 mil 464 pesos.

Del trabajo de ambas empresas no se cuenta con evidencia documental.

Además, ESPEJO acudió al domicilio de dichas empresas, donde se estableció que era un despacho contable.

Mozaku y Zaar del pacífico, empresas vecinas. FOTO: Revista ESPEJO.

Una Asociación Civil que factura publicidad

En 2018, la Dirección General de Comunicación Social de la UAS firmaba un convenio para la “planeación, elaboración y ejecución de información periodística profesional para su difusión y publicación en los diferentes medios de comunicación y según fines publicitarios particulares” con Juan Manuel Partida, presidente de la Asociación de Periodistas de Sinaloa AC.

Click en la imagen para ampliar contrato completo.

Ese convenio se firmó, pero no se especificó los medios de comunicación en los que se realizaría dicho tratamiento. De ello, tampoco hay evidencia documental con la que se muestre el cumplimiento.

Por ese convenio, la Asociación debió recibir 120 mil pesos durante 2018, pero en las facturas otorgadas no se encontró evidencia.

Para 2019, la Asociación firmó otro convenio bajo los mismos términos.

Lee más: UAS: DERROCHE Y ELOGIO

Revisa aquí todos los archivos consultados para esta investigación.

O aquí de manera individual:

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas