Corrupción

El estadio no es de Dorados, se les venció la concesión

El estadio de futbol llamado Carlos González y González, ya no está concesionada al Club Dorados, se venció desde el 31 de julio de 2018. “Durante el período comprendido del dos de Agosto de dos mil cuatro al último día de Julio del año dos mil dieciocho, para la promoción y práctica del fútbol, la […]

El estadio de futbol llamado Carlos González y González, ya no está concesionada al Club Dorados, se venció desde el 31 de julio de 2018.

“Durante el período comprendido del dos de Agosto de dos mil cuatro al último día de Julio del año dos mil dieciocho, para la promoción y práctica del fútbol, la realización de toda clase de eventos relacionados con las actividades deportivas (SIC)”, se lee en el decreto que se elaboró para la concesión.

“Ya sean de carácter amateur o profesional, la comercialización del nombre del estadio, así como la realización de toda clase de espectáculos públicos, eventos artísticos, comerciales, culturales y deportivos, que no sean contrarios a la moral ni a las buenas costumbres”.

Durante 14 años, la empresa Estadios de Sinaloa S.A. de C.V. tuvo la concesión y al mismo tiempo la excepción del pago de impuestos, derechos o productos estatales que se derivaron del uso y aprovechamiento de las instalaciones del estadio de fútbol y el área de estacionamiento.

A cambio, la empresa debió aplicar obras de infraestructura y ampliación por un monto de 40 millones de pesos.

Además, entregar durante la vigencia de la concesión debió dar en donativo al Patronato Impulsor del Deporte Sinaloense, A.C. 120 mil pesos anuales, los cuales debían pagarse al principio de cada torneo de apertura.

Gobierno del Estado sabía del vencimiento

El activista Ernesto Saldaña enteró a Gobierno del Estado con distintos oficios de que la concesión se vencería, pero no se le dio respuesta.

“Lo enteré al Gobernador oficialmente, tengo los oficios que entregué a la Secretaría General de Gobierno y a la Secretaría de Obras Públicas que se iba a vencer, lo hice 21 de febrero del 2018”, dijo a Espejo.

Apenas el 11 de febrero, el Servicio de Administración Tributaria (SAT) embargó mobiliario de la empresa Estadios de Sinaloa que estaba instalado en el estadio de futbol.

Los oficiales del SAT aseguraron mobiliario de los vestidores y otros muebles, como la mesa de juego que regaló el astro brasileño Ronaldinho a Diego Armando Maradona en su etapa como entrenador del equipo sinaloense.

De acuerdo con el registro de créditos fiscales firmes en el SAT a empresa sostiene crédito fiscal desde el 01 de mayo de 2018.

El club de futbol pertenece a Grupo Caliente. De hecho, el nombre actual del recinto es Estadio Banorte.

El 26 de marzo de 2018, según consta en las actas de contratación de obra pública de Gobierno del Estado, se firmó un contrato con las empresas Proseco Construcciones, S.A. de C.V. y Puente Negro Constructora, S.A. de C.V. en Asociación.

Ambas empresas fueron contratadas para la remodelación del Estadio por un monto de 57 millones 453 mil 426.28 pesos. Ese dinero es de fondos de Gobierno del Estado.

El proyecto consistió en terminar la techumbre, remodelar la zona de río y los palcos premier.

Los trabajos debieron terminarse en agosto de ese mismo año,  de acuerdo a lo que se estableció en el contrato OPPU-EST-LP-074-2018, pero se atrasó el pago a los proveedores y estos aún no han concluido.

Se renovará la concesión

La empresa tiene adeudos con el Servicio de Administración Tributaria, tiene vencida la concesión y se desconoce de las aportaciones a las que se comprometió en 2004.

Sin embargo, Quirino Ordaz Coppel ya anunció que la concesión se renovará.

-No se ha renovado esta concesión del Estadio

“Estamos ya en proceso”

-Tenía prácticamente tres años que no se renovaba

“Ya se hizo todo el procedimiento legal, había que hacer un procedimiento legal ahora que ya se venció”

-¿En qué consiste ese procedimiento?

“Ya se notificó la terminación de la concesión, se va a renovar, se tiene que hacer el procedimiento correspondiente, la solicitud que hagan, beneficios, el tiempo…”

-¿Se le va a dar la concesión a la empresa?

“Bueno, son ellos quienes están trabajando el equipo de Los Dorados y bueno…”

-Pero tienen adeudos

“Pero eso será temporal, es tema de ellos, ya se tendrán que pagar ellos lo que deban”

-Hay situaciones de este convenio que no se cumplieron

“A ver, a mí me tocó hacer la parte que me toca, que fue ya dar por terminada la concesión, notificar, daremos el procedimiento correspondiente”

-¿Cómo se va a regular esta nueva concesión?

“Bueno, tendrá que someterse a Congreso, como corresponde”

-¿El Congreso decidirá, entonces?

“Sí, por supuesto”

Puedes consultar el primer decreto de concesión aquí:

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas