Opinión

Comparecencia sin exigencia | El análisis de Keyko Miranda

Hace unos días se llevaron a cabo las comparecencias del secretario de Educación Pública y Cultura, Juan Alfonso Mejía López y del director general del Instituto Sinaloense de la Infraestructura Física Educativa, Álvaro Ruelas Echave, ante el Congreso del Estado de Sinaloa.

Tomando en cuenta que la naturaleza de este ejercicio democrático radica en la posibilidad de que un poder pregunte a otro sobre el estado que guarda la administración pública; tal evento debería representar una oportunidad única de transparencia y rendición de cuentas, pero, sobre todo, abonar al debate público sobre los temas de mayor interés y relevancia encaminados a fortalecer el derecho a aprender de las niñas, niños y jóvenes en Sinaloa.

Si bien es cierto, tanto el secretario de educación como el director del ISIFE cumplieron con las exigencias legales al rendir sus respectivos informes; por otro lado, nuestros legisladores más allá de tratar temas meramente administrativos y laborales, como plazas, pagos y nombramientos, omitieron por completo abordar otros que son fundamentales ante la realidad educativa que actualmente enfrenta el estado.

¿Qué hay sobre los derechos de los niños migrantes y jornaleros agrícolas, comunidades que históricamente han sido relegadas e invisibilizadas por los sistemas educativos?; ¿Qué sigue para aquellos niños en Sinaloa que aún representan el 43% en el nivel de insuficiencia en matemáticas de secundaria en la prueba PLANEA?; ¿Existe ya claridad en la función y postura del ISIFE ante el programa La Escuela es Nuestra?; ¿Cómo garantizaremos los derechos profesionales docentes con la nueva reforma educativa?; ¿Por qué no hablamos sobre la participación de niñas, niños y jóvenes en el proceso educativo?; ¿Cómo asegurar que los mejores maestros lleguen a las aulas y además cuenten con el debido acompañamiento para su desarrollo profesional?

La comparecencia fue una oportunidad perdida, debemos enfocar la exigencia, delimitar el camino, desarrollar el debate en renglones que son primordiales para lograr el sistema educativo que nuestros niños necesitan, uno en el que todos estén, aprendan y participen; estamos en deuda con nuestros maestros; las condiciones de infraestructura de las escuelas aún representan un reto importante. Centremos pues nuestras acciones e intenciones para lograrlo, no debemos olvidar que la educación de nuestras niñas, niños y jóvenes es responsabilidad de todos.

SOBRE EL AUTOR

Keyko Miranda es directora de Asuntos Jurídicos en Mexicanos Primero Sinaloa.

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas