Tema de la semana

Caso Humberto Trejo: ¿avanza Sinaloa en abatir la impunidad? | Tema de la semana

Al ubicar, detener y lograr que un juez vinculara a proceso al presunto asesino del joven Humberto Trejo Espinal, la Fiscalía General de Sinaloa demuestra que es capaz de realizar pesquisas precisas que aportan los suficientes elementos de prueba para integrar una carpeta de investigación sólida. ¿Está avanzando Sinaloa en el abatimiento de la impunidad en delitos de privación de la vida humana? Hay señales de que sí, pero no las suficientes para echar las campanas a vuelo.

A fines de 2019 el Consejo Estatal de Seguridad Pública dio a conocer que en Sinaloa existen acumuladas desde años anteriores 25 mil averiguaciones previas y 32 mil carpetas de investigación que no han sido resueltas, lo cual exhibe el rezago que la institución del Ministerio Público solamente podrá atender con la estructuración de un equipo resolutor tan grande como enorme es el problema a atender.

Lo anterior se confirma en el índice Global de Impunidad en México 2018, elaborado por la Universidad de las Américas, de Puebla, que ubica a Sinaloa en el lugar 8, es decir, dentro de los diez estados con más alto número de delitos de homicidios sin que hayan sido encarcelados quienes los cometieron.

En este contexto, al cual hay que agregarle la tendencia al alza en ilícitos como feminicidios, agresiones contra menores de edad, desapariciones forzadas y ahora el alarde de impunidad que los delincuentes hacen al videograbar y publicar en redes sociales sus fechorías, es alentador que la Fiscalía haya logrado poner a disposición de la justicia al probable asesino de Humberto Trejo Espinal, un hecho de violencia que en enero de 2019 impactó a la opinión pública sinaloense.

La cuestión es decidir si el esclarecimiento del caso Humberto Trejo se trata de un caso aislado o bien hay elementos de prueba para resolver que la eficiencia de la Fiscalía es de manera sostenida, con base a la cantidad de carpetas de investigación que han originado la vinculación a proceso de los implicados en delitos de alto impacto.

De acuerdo a información más reciente del Índice del Estado de Derecho en México 2019-2020, que elabora el organismo internacional World Justice Project, Sinaloa fue una de las tres entidades mejor evaluadas, solo por debajo de Querétaro y Zacatecas, debido al sistema penal de calidad y de respeto a los derechos de las víctimas y de los acusados. La evaluación se funda en perspectivas y experiencias de alrededor de 25 mil ciudadanos y especialistas de todo el país.

Se deben observar con objetividad los resultados para conocer qué está haciendo bien o mal la Fiscalía como uno de los puntales del estado de derecho. El 18 de febrero la FGE también logró que un juez vinculara a proceso a un presunto responsable de los delitos privación de la libertad agravada, violencia intrafamiliar y violación en contra de Sugey Karely, en hechos ocurridos el 7 de febrero en la colonia Las Coloradas en Culiacán.

Otra de las situaciones que deben ponerse sobre la mesa tiene que ven con la aportación de los recursos suficientes en lo técnico, humano y logístico para que la Fiscalía dé mejores resultados a los que ofrece hasta ahora. Por ejemplo, ¿se tienen los suficientes y debidamente capacitados elementos de la Policía de Investigación?

En 2019, de enero a junio, de 400 carpetas de investigación abiertas por la FGE se lograron 19 sentencias condenatorias, mientras que en casos de feminicidios el Ministerio Público inició 20 procedimientos en l mismo periodo, resolviéndose 8 en los juzgados a favor de las víctimas. ¿Avanza Sinaloa en el abatimiento de la impunidad? La Interrogante deberá responderse conforme a resultados tangibles y percepción de seguridad pública.

Se trata de la acción multifactorial para que los Poderes Ejecutivo y Legislativo estén en posibilidad de exigirle mejores resultados al Poder Judicial y Fiscalía General del Estado. El rezago, producto de servidores públicos que en el pasado se dedicaron a justificar la acción de los delincuentes y esconder la cifra real de incidencia, debiera merecer un análisis de las instancias que están obligadas a proveer de los medios que coadyuven a abatir la impunidad.

El buen trabajo de investigación en el caso Humberto Trejo, que fundamenta la comisión del homicidio y la posterior acción de huida del presunto culpable, tiene que ser regla y no excepción en los resultados futuros de la Fiscalía. Para que siga así es fundamental que funcione toda la cadena de prevención, investigación, consignación y sanción de delitos y que dicho sistema sea entendido y respaldados por las instituciones coadyuvantes a que la aplicación de la ley se convierta en la principal generadora de procesos de paz.   

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas