Sociedad

Víctimas de la moda | Ocasionalmente machista

Advertencia: este no es un contenido sobre ropa.

Está de moda ser sensible, ya no aguantan nada’ dijo una persona mientras las alumnas del Tecnológico de Culiacán colocaban cartulinas como protesta por el acoso de algunos profesores.

El tema de las denuncias en Culiacán se convirtió el tópico central de la conversación ciudadana durante la semana pasada, desde quienes se pronunciaron en contra del acoso en sus respectivos planteles, los que difundieron a través de redes sociales, quienes compartieron y reprobaron las acciones y también quienes defendieron a los presuntos agresores y minimizaron la denuncia.

En México eres culpable hasta que se demuestre lo contrario, a menos que seas un hombre y seas acosador, entonces sí debemos dar el beneficio de la duda’, me replicó una de las denunciantes cuando le cuestioné el origen de esta protesta simbólica.

Ahora, las alumnas que decidieron alzar la voz viven otro tipo de violencia menos evidente, pero más destructiva: la revictimización. ‘¿Por qué no denunciaron en su momento?’ ‘¿Por qué hacerlo de forma anónima?’  ‘¿Por qué no denuncian por la vía legal?’ ‘Solo quieren difamar al maestro que las reprobó’, ‘son mujeres que están resentidas con los hombres’.

Al conversar con colectivas feministas de Culiacán, nos explicaron la importancia de este tipo de denuncias que empoderan a las mujeres y que visibilizan un problema de antaño, porque cimentan un precedente en la historia local sobre la situación de violencia de género que existe en nuestro contexto y que se ve disfrazada de bromas, comentarios sutiles o estándares desiguales para hombres y mujeres.

No soy machista, pero…

Mientras las cifras por feminicidios son alarmantes en diversas regiones del país, las denuncias por acoso y hostigamiento van al alta entre el sector juvenil y los índices de violencia doméstica no logran disminuir en México, un grupo de comediantes señala que el feminismo está matando la comedia en México.

Los ‘micromachismos’ son tan comunes en nuestra forma de expresarnos y comportarnos que suelen pasar desapercibidos, pero solo para los victimarios.

Para diversas autoras feministas el término acuñado por el español Luis Bonino Méndez, es incorrecto, puesto que no se debe interiorizar la violencia por más sutil que parezca.

LO DIJO:

“No me gusta el concepto micromachismos, porque hacemos creer que son inofensivos”.

Catalina Ruiz Navarro. Columnista Colombiana.

¿No son las formas?

Desde hace dos años las movilizaciones feministas se han convertido en un dolor de cabeza para el Gobierno Federal, Estatal y Local. Desde las pintas en el Ángel de la Independencia  hasta el día en que las feministas culichis tiñeron de rojo las oficinas del PAN en Sinaloa. Las colectivas han mostrado más organización, incluso que la de las autoridades, para atender problemas de violencia de género a través de sus redes de mujeres, desde ahí se veía venir que la protesta sería contundente.

LO DIJO:

‘Las mismas feministas que ven quemando puertas, llenando de brillantina, rayando monumentos y retando al presidente, son las mismas que ya denunciaron, que ya presentaron documentos, que ya fueron y vinieron a oficinas de la fiscalía sin obtener respuesta’.

Mariel Yee. Activista Feminista.

La hipersensibilidad vista desde el privilegio

Son precisamente los Bommers y la generación X, quienes se han encargado de estudiar y difundir la idea de que los millennials y la Gen Z son hipersensibles, debido al choque de prioridades entre que genera el discurso de los más jóvenes con las estructuras económicas, políticas y sociales establecidas por los mayores.

Desde el día de ayer, el Washington Examiner presentó en sus páginas un peculiar artículo que busca darle un revés al concepto de privilegio que tanto ha sido señalado por lo grupos vulnerables. La publicación ha generado un sinfín de críticas especializadas que descartan la idea presentada por la edición.

Ninguna se mueve

El 9 de marzo de 2020 se convertirá en una fecha histórica en México. Por primera vez la movilización por el Día Internacional de la Mujer se convertirá más en una protesta que en una conmemoración, en un contexto de denuncia y empoderamiento para romper el silencio .

Así, mientras el feminismo intenta ser utilizado de manera fallida por grupos y partidos políticos como una campaña en contra de la administración de AMLO, las colectivas se mantienen firmes y con la idea de seguir impulsando su agenda propia y ajena de políticos que buscan aprovecharse de este movimiento.

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas