Corrupción

Salpica, otra vez, la corrupción en Salud a Ernesto Echeverría

El juicio oral por el caso de contrataciones y pagos irregulares en Salud ya inició.

El juicio oral en contra de María Alejandra Gil Álvarez por contrataciones y pagos indebidos en la Secretaría de Salud ya inició, salpicando, otra vez, a Ernesto Echeverría Aispuro.

Este caso reinicia tras una serie de aplazamientos solicitados por la defensa de Gil Álvarez.

La Fiscalía Anticorrupción presentó el caso ante jueces después de que la Auditoría Superior del Estado interpusiera denuncia penal, luego de documentar que Servicios de Salud de Sinaloa contrató en 2016 de forma irregular a la empresa Herramientas Médicas.

El contrato fue por 18 millones de pesos. Este se firmó por el entonces Secretario de Salud Ernesto Echeverría Aispuro, por el ex director médico Jaime Otáñez, y por la ex directora administrativa María Alejandra Gil Álvarez.

Esta última habría sido la intermediaria principal para la contratación, según se ha detallado por la Fiscalía Anticorrupción.

La Auditoría Superior, en el expediente 17/2017, señaló que para la contratación se debió hacer un concurso público, pero que, a cambio, se llevó a cabo una adjudicación directa, favoreciendo a la firma que, de acuerdo con el Registro Público del Comercio, pertenece al empresario Javier Salido.

Herramientas Médicas

La empresa Herramientas Médicas es una firma de la cual Echeverría Aispuro fue representante legal hasta 2011, cuando se le tomó protesta como Secretario de Salud con Mario López Valdez.

En el primer año de Gobierno, López Valdez tuvo una asistente importante, quien manejaba su agenda personal y pública. Se trata de María Alejandra Gil Álvarez.

Para 2013, ella fue enviada a Salud, como directora administrativa de Servicios de Salud de Sinaloa, órgano descentralizado encargado de hacer la mayoría de las compras y contrataciones para ese sector.

Junto con Ernesto Echeverría hizo decenas de compras y contrataciones, algunas de ellas con competencia simulada y favoreciendo a sus ex socios.

En total, según se ha documentado por el Diario Noroeste y la Auditoría Superior del Estado, se firmaron 29 contratos por un monto de 87 millones 243 mil 290 a favor de firmas cercanas al entonces Secretario de Salud.

De todos esos contratos, la Auditoría denunció uno de ellos, el que se hizo con Herramientas Médicas.

La ruta de la contratación

María Alejandra Gil Álvarez sale del juzgado tras la primera audiencia de juicio oral en su contra Fotografía: Marcos Vizcarra

Para contratar la firma de la que fue socio Echeverría Aispuro, Alejandra Gil Álvarez solicitó cotizaciones a la empresa Comercializadora Hikajuba S.A. de C.V., la cual se dedica al ramo de la construcción y arrendamiento de equipo médico.

Esa cotización se incluyó en el contrato que se firmó a favor de Herramientas Médicas, el cual no era para rentar equipo, sino contratar servicio de imagenología.

La Secretaría de Salud firmó el contrato por 18 millones, pero solo pagó 14 millones 775 mil 554.70 pesos.

Por este caso, se llevó a los tribunales a Jaime Otáñez y a Ernesto Echeverría Aispuro, pero el primero fue perdonado y el segundo pagó 7 millones de pesos para evitar la cárcel bajo un proceso jurídico llamado “suspensión condicional del proceso”.

Sin embargo, ambos deberán presentarse el próximo lunes para testificar cómo ocurrieron esas compras.

De no hacerlo, la jueza en turno, Sara Bruna Quiónez Estrada, podrá solicitar la fuerza pública para obligarlos a presentarse.

Sus testimonios formarán parte de la defensa de María Alejandra Gil Álvarez, que de no convencer a la jueza en turno podrá dictarse una sentencia de al menos 14 años de prisión y la devolución de los más de 14 millones 775 mil pesos.

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas