Justicia

Caso Sanalona | Policía acepta haber disparado arma; Juez lo vincula a proceso

Los delitos que se le imputan son homicidio calificado con ventaja en agravio de Andrea y Ana Carolina, homicidio calificado con ventaja en grado de tentativa contra los dos sobrevivientes, abuso de autoridad y delitos cometidos por servidores públicos.

El agente de la Policía Estatal Preventiva detenido por el homicidio de Andrea y Ana Carolina registrado el 27 de enero pasado en las inmediaciones de la presa Sanalona fue vinculado a proceso por la Juez de Control, Dulce María Villegas Soto.

La juez argumentó la determinación al encontrar que en la carpeta de investigación de la Fiscalía General del Estado indicios suficientes para establecer la probable participación de Joel Noé “M”, el elemento que participó en el operativo que ocasionó el fallecimiento de las jóvenes originarias de Tamazula, Durango.

Villegas Soto desestimó la teoría de los agentes policiacos en el sentido de que fueron agredidos por los tripulantes de un vehículo Honda Accord en el que iban las víctimas en compañía de Julio Cesar y Dulce María, sobrevivientes de los hechos, y que repelieron la agresión.

En la continuación de la audiencia inicial que se extendió por 6 horas contra el imputado, Joel Noé “M” aceptó haber disparado una de sus dos armas de cargo la madrugada de los hechos.

Por estrategia de la abogada defensora el agentes estatal respondió a preguntas de la representante de la Fiscalía durante la audiencia inicial:

FISCAL: Tienes dos armas a tu cargo y una es un fusil, ¿cierto?
JOEL NOÉ: Sí
FISCAL: Un arma es tipo fusil…
JOEL NOÉ: Sí
FISCAL: ¿Esa disparaste?
JOEL NOÉ: Sí

Los delitos que se le imputan son homicidio calificado con ventaja en agravio de Andrea y Ana Carolina, homicidio calificado con ventaja en grado de tentativa contra los dos sobrevivientes, abuso de autoridad y delitos cometidos por servidores públicos.

La Fiscalía General del Estado le acusa de haber contaminado la escena del crimen para evadir su responsabilidad y de la retención arbitraria de Julio César y Dulce María.

La Juez de Control ratificó la prisión cautelar preventiva por el tiempo que dure el proceso y determinó 3 meses de plazo para desarrollar investigación complementaria, culminando el 9 de junio de 2020.

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

Reporte Espejo