Corrupción

La UIF ha congelado 335 cuentas ligadas al Cártel de Sinaloa

También se han detectado operaciones con personas de escasa edad que generan importantes transacciones en el sistema financiero.

La Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), dependiente de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, ha congelado 335 cuentas relacionadas con actividades del Cártel de Sinaloa.

De esas, 330 cuentas pertenecen a personas físicas y morales de distintos estados del País, entre ellos Jalisco, pero con nexos directos a la organización delictiva. Las otras cinco cuentas son de empresas fachada que se usaron para el lavado de activos, según señaló Santiago Nieto Castillo, titular de la Unidad.

“Fueron 330 en total, insisto personas físicas y morales en el primer acuerdo de bloqueo, el segundo acuerdo de bloqueo tuvo lugar con estas cinco empresas que encontramos que tenían algún tipo de vinculación, con la independencia de las tres denuncias a las que me referí que tiene en este momento la Fiscalía General de la República”, indicó.

Durante el año 2019, la Unidad investigó 10 casos reportados de personas políticamente expuestas; también por el sistema financiero se reportaron 38 casos vinculados con grupos delictivos.

También se han detectado operaciones con personas de escasa edad que generan importantes transacciones en el sistema financiero.

Nieto Castillo dio a conocer las cifras tras anunciar la creación de una Unidad de Inteligencia Patrimonial y Económica en Sinaloa, que será un brazo investigador que colaborará con información al organismo federal.

Esa información estará relacionada con posible lavado de dinero y financiamiento al terrorismo.

Con esa Unidad, que deberá estar creada en un mes y medio por la Fiscalía General del Estado, deberá combatir al sicariato y narcomenudeo; combatir las estructuras financieras ilícitas; combatir la corrupción de grupos delincuenciales de poder.

También deberá combatir la corrupción ministerial y judicial, para efecto de evitar que mediante actos de corrupción de jueces se elimine el trabajo que hacen las fiscalías y procuradurías; y combatir a la base social de los grupos delincuenciales.

Las cuentas congeladas están bajo investigación, por lo que se evitó informar si estas han tenido participación con gobiernos municipales, estatales o el federal.

“No puedo dar datos por el deber de sigilo de la investigación. Ha sido un tema de discusión recurrente y yo creo que es preferible mantener las cosas así, lo único que sí plantearles es que hay un objetivo de la Unidad de Inteligencia Financiera de poder desarrollar una política pública de ataque a este tipo de conductas en el ámbito de la corrupción, pero también evidentemente combatir a los grupos de delincuencia organizada”, dijo.. 

FOTO: Cortesía/Gobierno del Estado.

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

Reporte Espejo