Derechos Humanos

Activan ‘blindaje’ para migrantes por riesgo de COVID-19

Se acuerda reacomodar en otros albergues a quienes se encuentran en centros de refugio hacinados y establecer protocolos que contemplan aislar a migrantes hasta por 14 días al pasar a la Fase 2 de la pandemia.

Rocío Gallegos / La Verdad

Ciudad Juárez – Los migrantes que se encuentran en albergues saturados se reacomodarán en otros refugios, como una medida de prevención ante el riesgo del coronavirus COVID-19 en esta región fronteriza.

Esto fue dado a conocer por Dirvin García, coordinador del Centro de Atención Integral para Migrantes (CAIM) del Consejo Estatal de Población, tras una reunión con representantes de albergues, autoridades y organizaciones internacionales, donde se analizó la situación que prevalece y se acordó la implementación de medidas para ‘blindar’ a los migrantes.

También se acordó abastecer a los centros de acogida con cubrebocas, gel antibacterial, termómetros, medicamentos y productos de higiene, así como distribuir información sobre medidas preventivas ante la contingencia, indicó el funcionario estatal.

Apenas este miércoles, La Verdad publicó que los migrantes enfrentan la crisis por coronavirus hacinados en albergues, por lo que temen contagios.

Actualmente hay unos mil 300 extranjeros repartidos en los 14 albergues improvisados en iglesias, así como en la Casa del Migrante y en el que opera el Gobierno Federal, el Leona Vicario.

La situación de hacimiento se analizó en la reunión de este miércoles donde se acordó la elaboración de protocolos para atender a los migrantes ahora y en caso de elevarse el riesgo, informó García.

Estamos preocupados, añadió, por lo que se les planteó que en estas condiciones el distanciamiento es vital para frenar la propagación del virus.

Adicionales a estas medidas acordadas, la Casa del Migrante decidió que solo dará refugio a las personas que presenten un certificado médico donde se exhiba la condición de su salud, informó la administradora del lugar, Blanca Rivera, al salir de la reunión que se llevó a cabo en las instalaciones del CAIM.

Darvin García dijo que esa disposición no se adoptó en otros albergues, aunque cada uno puede establecer controles adicionales para prevenir riesgos.

El funcionario dijo que en el encuentro se identificó a los repatriados y los extranjeros retornados como los migrantes en mayor peligro porque vienen de centros de detención de Estados Unidos, donde se expandido de manera acelerada el COVID-19.

Debido a esto, se acordó que al pasar a la Fase 2 de la contingencia en el país se aislará a los deportados y a los solicitantes de asilo político en Estados Unidos retornados por primera vez bajo el programa Protocolo de Protección a Migrantes (MPP, por sus siglas en inglés).

Actualmente en esta frontera se reciben de hasta 80 repatriados diarios y entre 30 y 50 extranjeros retornados, pero no se sabe cuántos de estos últimos son de nuevo ingreso al país, informó.

García dijo que actualmente México sigue en la Fase 1 porque la mayoría de los contagios son importados, pero ya comenzó la transición a la Fase 2 de la pandemia.

De darse esa condición, comentó que el área de aislamiento puede montarse en el centro Leona Vicario, que administra el Gobierno Federal, donde se activó un área para cuarentena durante el brote de varicela en diciembre pasado.

El coordinador del CAIM indicó que también se convino reforzar la presencia y revisión de migrantes en los puntos de internación ubicados en los puentes Reforma, conocido como Lerdo, donde se reciben a los retornados, y en el Santa Fe, por donde llegan los deportados.

En esos puntos, a las personas se les toma la temperatura y se les revisa para detectar algún síntoma que pudiera estar relacionados con COVID 19. También se les aplica un cuestionario para saber si han estado en lugares de riesgo, explicó.

En la reunión participaron integrantes de la Red de Migrantes de Ciudad Juárez, la Casa del Migrante, el Centro Integrador para el Migrante Leona Vicario, el Consejo Estatal de Población y Atención a Migrantes (Coespo), Grupo Beta del Instituto Nacional de Migración (Inami), Derechos Humanos del Municipio, el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur), la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) y los Comités Internacionales de Rescate y de Cruz Roja.

Lee más: Hacinados, migrantes en albergues enfrentan crisis por coronavirus

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO COMO PARTE DE UNA ALIANZA PERIODÍSTICA DE LA CUAL FORMAMOS PARTE LOS MEDIOS LA VERDAD JUÁREZZONA DOCS Y REVISTA ESPEJO CON EL OBJETIVO DE AMPLIAR LA DIFUSIÓN DE INFORMACIÓN ALREDEDOR DE LA PANDEMIA DEL CORONAVIRUS EN EL NOROESTE DEL PAÍS. VER ORIGINAL AQUÍ.

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

Reporte Espejo