Corrupción

Sugieren pagos fantasma en Salud en administración de Echeverría

El último testigo es Ernesto Echeverría Aispuro, quien fue mandado a traer con fuerza pública para declarar, pero a este no se le ha encontrado en su domicilio.

La Fiscalía Anticorrupción ha revelado más líneas sobre su teoría en el caso de contratación irregular y pagos irregulares a favor de la empresa Herramientas Médicas, esta vez es sobre pagos fantasma.

Este viernes se llevó a cabo la continuación del juicio en contra de María Alejandra Gil Álvarez, ex directora administrativa de Servicios de Salud en la administración de Ernesto Echeverría Aispuro como Secretario del ramo.

En este caso Ernesto Echeverría Aispuro también fue señalado, pero tras pagar 7 millones de pesos libró la cárcel bajo un procedimiento denominado suspensión condicional del proceso.

También se señaló a Jaime Otáñez García, ex director médico de Servicios de Salud, pero fue perdonado por la Fiscalía Anticorrupción al alegar que no se encontraron elementos en su contra.

El caso llegó a juicio oral, en el que se ha revelado por diversos testigos cómo se contrató a la empresa para prestar el servicio de imagenología a pacientes de Seguro Popular bajo un proceso en el que se contrató a la empresa a través de adjudicación directa.

En un primer momento, la Fiscalía Anticorrupción presentó testigos para demostrar cómo se contrató con una posible simulación, pues para hacerse debió presentarse un estudio de mercado por Servicios de Salud con empresas dedicadas al otorgamiento de servicios de imagenología.

Sin embargo, solo se hicieron cotizaciones con empresas que arrendaban o vendían equipos, mas no que ofrecían servicios.

Ahora, lo que se ha establecido es que durante 2016 operó la empresa Herramientas Médicas y debió brindar los servicios de Tomografía, Ultrasonido y Rayos X, por los cuales se le debió pagar hasta 18 millones de pesos.

Al mismo tiempo, la firma debió elaborar un reporte con cada uno de los pacientes para que se efectuaran los pagos.

De esa forma, integró listas con nombres de pacientes, pero no se incluyó firmas ni datos de contacto, por lo que no se pudo corroborar que dichos exámenes se hayan realizado.

El juicio se reiniciará el próximo lunes, día en que están citados tres testigos que la defensa de Alejandra Gil Álvarez considera como necesarios.

El primero será Gildardo López Amarillas, perito contable privado, que no ha asistido tras estar de viaje y porque ha manifestado estar en reposo para descartar posible contagio de Covid-19.

La segunda persona es Obdulia Luque Camargo, quien fue representante legal de la empresa Herramientas Médicas cuando se hizo la contratación en 2016.

El último testigo es Ernesto Echeverría Aispuro, quien fue mandado a traer con fuerza pública para declarar, pero a este no se le ha encontrado en su domicilio.

De no presentarse ninguno de los testigos en las próximas audiencias, la jueza Sara Bruna Quiñónez Estrada, encargada del caso, ya advirtió que los descartará y dará paso a que se emita una sentencia.

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

Reporte Espejo