Movilidad

Covid-19 baja 80% pasaje de camiones urbanos; mitad de unidades han parado

Son alrededor de 4 mil choferes afectados en Culiacán; piden apoyos al gobernador Quirino Ordaz Coppel para calmar la crisis económica de sus familias.

Un 80 por ciento ha bajado el número de usuarios de camiones urbanos ante la contingencia del Coronavirus (Covid-19) en Culiacán, lo que ha obligado a los concesionarios a parar la mitad (unos 450) de la flota de transporte público.

Rolando Ibarra, representante del Sindicato de Chóferes del Transporte Urbano de Culiacán, señaló que en estas últimas semanas en las unidades solamente viajan entre 6 y 7 pasajeros ya que la mucha gente está quedándose en casa.

Dijo que esta situación afecta a las familias de los conductores porque apenas ganan de 100 a 120 pesos diarios en promedio, cuando en días normales alcanzan de 300 a 330 pesos.

Añadió que todas las rutas han resentido esta reducción de pasajeros y que ante esto los patrones han ordenado que las unidades trabajen un día sí y otro no; en la ciudad circulan 909 camiones urbanos, de acuerdo a datos de la Secretaría de Desarrollo Sustentable.

Ibarra comentó que en Culiacán trabajan alrededor de 2 mil choferes de camiones urbanos, en Mazatlán mil 600 y en Los Mochis mil 200, además cerca de 4 mil taxistas, lo que arroja unas 10 mil familias afectadas por la contingencia del Covid-19.

Ante esta crisis, solicitó el apoyo del gobernador de Sinaloa, Quirino Ordaz Coppel, a través de despensas o ayuda económica.

“El gobernador ha dicho que al chofer se le apoyará. Ojalá que sea rápido para que sean menos los efectos de la crisis. El chofer gana poco más de un peso por pasajero, depende del porcentaje acordado con el concesionario”.

Por su parte, Javier Castro, del sindicato de choferes de Los Mochis, dijo que allá la situación está peor ya que se trata de una ciudad más pequeña que Culiacán y el número de usuarios también es menor.

Nosotros vamos a trabajar. Si ganamos hoy comemos hoy. Si no ganamos no llevamos sustento a la casa. Esta es la verdadera crisis de los conductores del servicio público”.

Estamos en una crisis económica en la que ni para comer ganamos, dijo Juan Benito, chofer de Culiacán.

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

Reporte Espejo